El clima en Neuquén

icon
-1° Temp
86% Hum
La Mañana Manuel Adorni

Cuando Manuel Adorni quiso ser sindicalista y fracasó: una historia tan increíble como real

Se filtró documentación que prueba el fallido paso del hoy vocero por el ámbito gremial. Las internas crecen en el Gobierno.

El vocero Presidencial, Manuel Adorni, pretendió no hace mucho convertirse en secretario adjunto de un gremio nonato para representar a los trabajadores que cumplen tareas de delivery. Tan increíble como real: Adorni, el mismísimo Adorni, quiso ser sindicalista... y fracasó.

Según denunció en un informe exclusivo el portal InfoGremiales, que aportó los papeles y la documentación respectiva, el vocero del presidente, Javier Milei procuró crear un sindicato y convertirse en su adjunto.

Un explosivo expediente fue filtrado desde las oficinas de la Secretaría de Trabajo del “techinista” y hombre de la Unión Industrial Argentina (UIA), Julio Cordero, quien depende del Ministerio de Capital Humano que encabeza la licenciada en Ciencias de la Familia Sandra Pettovello, según la página gremial.

La documentación que compromete a Adorni fue presentada en 2020 y pretendió que el entonces Ministerio de Trabajo aprobase la creación del Sindicato Argentino de Empleados de Delivery y Afines (Saeda).

El informe que dejó expuesto a Manuel Adorni

Esa nonata organización fue “uno de los tantos intentos de los trabajadores de la mensajería para crear un sindicato propio“, sostuvo el portal gremial, que agregó que “la curiosidad es que en la planilla de esa presentación figuraba como candidato a secretario adjunto Adorni, luego panelista de La Nación+ y devenido vocero presidencial”, quien no dudó en Casa de Gobierno en celebrar la decisión de cerrar Télam.

image1.webp
La documentación demuestra que Manuel Adorni quiso ser sindicalista, pero no pudo. (InfoGremiales)

La documentación demuestra que Manuel Adorni quiso ser sindicalista, pero no pudo. (InfoGremiales)

En la documentación presentada para obtener la inscripción gremial, según detalla el portal, el Saeda adjuntó su asamblea constitutiva, nómina de comisión directiva, un Estatuto Social y la inscripción de 86 afiliados -todos anotados con la misma letra– de los cuales 36 fueron observados por la entonces cartera de Trabajo de la Nación y, a través de una declaración jurada, la frustrada organización adujo “no tener bienes, ni patrimonio ni empleados”.

“Muy lejos de su actual pirotecnia antisindical, Adorni -entonces empleado de Tesir, una empresa destinada a los servicios de mensajería-, pretendía ser el número dos de Miguel Fernando Soliz en el Saeda y ser acompañado por una dirigente peruana”, señala Infogremiales.

image2.jpg

Según el Estatuto que el pretendido gremio presentó entonces de forma oficial, el origen del Saeda se remonta al 17 de diciembre de 2019.

Un sindicato que no pudo ser

La intención era agrupar a los trabajadores que “presten servicios en relación de dependencia en el rubro de delivery y afines y que desempeñen su actividad en auto, moto, cuatriciclo, bicicleta, monopatín, patines y/o a pie y/o cualquier otro medio que permita desarrollar la actividad”.

Además, el libertario vocero presidencial había solicitado entonces a Trabajo de la Nación que el supuesto nuevo gremio tuviese ámbito de actuación en todo el territorio nacional, pero la cartera laboral entonces le objetó que la gran mayoría de las 86 adhesiones presentadas tuviesen solo pertenencia en el territorio porteño.

“A pesar de los rumores que circularon en su momento, desde que Adorni asumió al frente de la comunicación oficial la orden fue pisar ese expediente y evitar que llegase a manos de la prensa. Se lo habían pedido de manera expresa a Pettovello y a Cordero como responsable de Trabajo. Pero ninguno de los dos pudo contener la situación”, aseguró en su denuncia el portal InfoGremiales.

La filtración: internas en LLA agitadas por “aliados”

El sitio sostiene que “algunos asignan la situación a que las decisiones no se adoptan en el edificio de la avenida Alem, sino que responden a determinaciones cercanas a los referentes de Cambiemos, que condujeron Trabajo y todavía mueven los hilos, lo que demuestra la incapacidad de manejo de la situación de ambos funcionarios -Pettovello y Cordero- y una supina y extrema desautorización”.

En la nota de InfoGremiales se indica además que, “Cordero no decide nada porque está pintado. La que manda es Archimbal y, Archimbal, es Jorge Triaca“, según sostuvieron a esa página fuentes de la Secretaría laboral.

qqq-1024x576.webp
La ministra de Capital Humano, Sandra Petovello, no pudo o no quiso impedir la divulgación de los documentos que comprometen al vocero Adorni.

La ministra de Capital Humano, Sandra Petovello, no pudo o no quiso impedir la divulgación de los documentos que comprometen al vocero Adorni.

Liliana Archimbal es una abogada que integró el equipo de Triaca en Trabajo y fue designada número 2 de la actual Secretaría para «controlar» la gestión de Cordero, y responde de forma absoluta al exministro.

La filtración del “Expediente Adorni”, quien festejó en sus redes sociales el intento de cierre de la Agencia Nacional de Noticias Télam, se produjo en un momento de “elevada exposición de Trabajo”, ya que hace apenas una semana Cordero intervino en el universo sindical para reconocer a Dante Camaño al frente de la seccional porteña de Gastronómicos, enviando un mensaje hostil a Luis Barrionuevo”, con quien su excuñado mantiene una fuerte disputa por el control de la filial metropolitana del sindicato.

--

Fuente: Somos Télam

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario