El clima en Neuquén

icon
18° Temp
72% Hum
La Mañana superávit

El gobierno logró superávit en enero a fuerza de licuar salarios y jubilaciones

En el primer mes del año el pago de las jubilaciones bajó 32,5%, las prestaciones sociales, 59,5% y los gastos en personal 18%, en relación a igual periodo de 2023.

Datos de la Oficina del Presupuesto del Congreso (OPC) anticipan que las expresiones del ministro de Economía, Luis Caputo, de la semana pasada en las que anticipa que logró equilibrio de las cuentas públicas son algo más que ciertas. No solo logró balancear las mismas, sino que se habría quedado con un superávit de $1,2 billones.

Hay que hacer la salvedad de que lo datos que mide la OPC corresponden a la Administración Pública Nacional (APN) que es algo menor que el Sector Público Nacional (SPN) íntegro, y que además se trata de gastos devengados, es decir, que se registra el momento en el que se genera la obligación de pago, pero no de la cancelación del mismo. Esto último es lo que se conoce como "base caja", que es el que realmente importa para hacer los números para el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pero del devengado de la APN es un buen indicador de por dónde está yendo el Poder Ejecutivo en general con las cuentas del Estado.

Cómo cerraron los números de enero

El superávit primario devengado de enero ascendió a $2.552.925 millones y tuvo un aumento interanual del 105,2% en términos reales, en tanto el financiero, que el mes pasado alcanzó a $1.206.985 millones, registró un avance a valores constantes del 77,2%.

Si bien por cuestiones estacionales enero suele ser un mes superavitario -incluso lo fue en 2023- la magnitud del crecimiento porcentual real superó todas las expectativas y, además, refleja el resultado de los recortes al gasto aplicados en los primeros dos meses de la Presidencia de Javier Milei, así como su licuación por efecto de la inflación.

gastos-enero-opc.png

El recorte fue tal que permitió duplicar el superávit a pesar de que los ingresos totales mostraron una caída real del 1,3% (tomando como referencia una inflación para enero de 21,9%, según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central), según el detalle ofrecido por la OPC, dos semanas antes de que el Ministerio de Economía de a conocer su reporte, aunque con diferencias metodológicas que nos los hacen comparables.

Los ingresos de la Administración Nacional totalizaron $5.664.109 millones. Por un lado, los ingresos impositivos crecieron 15%, impulsados mayormente por el Impuesto PAIS (411 ,6%), los Derechos de Exportación (88,5%) y el IVA (13,1%). En sentido contrario evolucionaron el Impuesto a las Ganancias (-40,3%) y los recursos provenientes de la Seguridad Social (-26,5%).

En qué se gastó en enero

Los gastos primarios sumaron $3.111.184 millones, lo cual implica una caída de 30,8% en términos reales. Con excepción de los subsidios al transporte (que crecieron 144,9%), todos los conceptos mostraron disminuciones reales en la comparación interanual, siendo las más significativas las observadas en los gastos de capital (-75,6%), programas sociales (-59,6%), transferencias corrientes a provincias (-53,3%), jubilaciones y pensiones (-32,5%), gastos en personal (-18%), asignaciones familiares (-17,7%) y transferencias a universidades (-16,5%.

En tanto, como consecuencia del incremento reflejado en el pago de los intereses de la deuda (139,1%), los gastos totales disminuyeron en una magnitud inferior a la de los gastos primarios (-11,9%), alcanzando un total de $4.457.123 millones.

Como resultado de la dinámica entre ingresos y gastos, se registró un superávit financiero de $1.206.985 millones (0,20% del PIB), con una variación positiva en términos reales de 77,2% con relación al resultado obtenido en enero de 2023 (0,10% del PIB). El resultado primario alcanzó $2.552.925 millones (0,42% del PIB), siendo 105,2% superior en términos reales al registrado un año atrás (0,18% del PIB)

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario