El clima en Neuquén

icon
13° Temp
54% Hum
La Mañana Banco Central

En qué conviene cuidar los pesos luego de la nueva baja de tasas

Los bonos que emite el Tesoro de la Nación ajustables por inflación recobran brillo frente al plazo fijo.

La nueva baja de la tasa de interés que impulsó el Banco Central, al ubicarla en 40% anual nominal, obligará a los inversores y ahorristas repensar estrategias para proteger sus pesos frente al avance de una inflación, que si bien está en caída, sigue siendo alta.

Maximiliano Donzelli, Research Manager de IOL invertironline señaló al respecto que frente a un panorama complejo, donde tener pesos sin invertir genera pérdidas de poder adquisitivo de gran magnitud, “consideramos posible posicionarse en activos CER (ajustables por inflación), ya que representan la mejor opción para resguardar valor contra la inflación onsiderando activos de renta fija de bajo riesgo”.

¿En qué invertir?

Para Donzelli las letras y los bonos CER “representan la mejor opción para resguardar valor contra la inflación considerando activos de renta fija de bajo riesgo y ante un posible cambio de política cambiaria en el mediano plazo”.

Algunas alternativas que pueden ser útiles para potenciar ahorros y proteger el capital ante la suba de precios en la economía argentina son:

  • Corto plazo -180 días (Bono CER T4X4): Bono ajustable por la inflación (índice CER) con vencimiento el 14 de octubre del 2024 (150 días de plazo). Se proyecta un rendimiento anual del 66% que equivale a un rendimiento mensual del 4,25%, por encima del rendimiento de un plazo fijo.
  • Mediano plazo +180 días (Bono CER TX26): Bono ajustable por la inflación (índice CER) con vencimiento el 9 de noviembre del 2026 pero amortizable en cinco cuotas comenzando este año. Actualmente rinde CER-5%, lo que significa que en términos mensuales paga inflación del mes anterior -0,4% mensual, por lo que se espera que en un mes rinda 7,8% mensual superando ampliamente la alternativa del plazo fijo.

¿Cómo sigue el plan del gobierno?

El economista de IOL, señala que “las expectativas comienzan a orientarse hacia un camino con menores niveles de inflación para los próximos meses en comparación con los proyectados en meses previos”.

“A su vez, el Banco Central publicó los resultados del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de abril. La proyección de inflación para 2024 fue corregida a la baja por tercer mes consecutivo”, destacó Donzelli.

La inflación proyectada para 2024 se ubicó en 161,2%, un recorte en comparación con el 189,4% de la encuesta de marzo. Se trata de una corrección a la baja de 28,2 puntos porcentuales.

La proyección de inflación núcleo presentó un recorte aún mayor para 2024, exhibiendo una corrección de -33,9 puntos, por lo que cerraría en 145,1%. La inflación esperada para mayo se situaría en 7,5%, un ajuste de 1,5 p.p.

En junio sería de 6,8%, en julio, de 6,3%, en agosto, de 6,0%; y en septiembre, de 5,8%.

Nuevo recorte de tasas del BCRA: Lo que hay que saber

Donzelli, señaló que “más allá de la preocupación expresada acerca de la contracción del nivel de actividad, como un desafío adicional en la búsqueda del equilibrio fiscal, por el momento el mercado pondera la buena noticia de la desaceleración en las expectativas de inflación”.

“Estas expectativa de normalización del nivel general de precios se ve impactada en las variaciones de tipo de cambio futuro, donde el mercado visualiza que para los próximos tres meses se mantendría la dinámica de devaluación diaria al 2% mensualizado (crawling peg) y luego en el bimestre de julio- agosto una corrección al alza, donde el mercado toma lectura de una posible unificación cambiaria”, añadió.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario