El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum
La Mañana inflación

Inflación de abril: qué precios están aumentando y cuáles se están desacelerando

Pese que el IPC general viene cayendo en los últimos meses, en abril se está sintiendo el impacto de las subas de precios en varios rubros, aunque algunos precios empiezan a desacelerarse.

Pese a que avanza el proceso de desaceleración de la inflación y ya se notan algunas bajas de precios, en abril ya se vienen sintiendo varios aumentos de precios que impactan en los bolsillos.

El principal de estos aumentos es con las prepagas, que ya subieron sus cuotas hasta 19% promedio. Es el cuarto aumento consecutivo en el año, luego del 30% en enero, 26% en febrero, y 23% en marzo. Las entidades buscan así recuperar el atraso tarifario que tuvieron en 2023, cuando sus planes aumentaron 134% y la inflación 211%.

El Gobierno ya adelantó que intentará frenar judicialmente el aumento de las prepagas denunciando la cartelización y abuso de posición dominante del sector, apuntando especialmente al dueño de Swiss Medical Group, Claudio Belocopitt.

Otro fuerte aumento en abril fue con los alquileres: quienes aún tienen contratos vigentes hechos bajo la Ley de Alquileres deberán afrontar subas cercanas al 197% anual. Esta fórmula aplica únicamente a los alquileres iniciados entre julio de 2020 y octubre de 2023 porque, aunque el mega DNU derogó la Ley de Alquileres, los contratos en curso tienen vigencia hasta su finalización.

Respecto a los combustibles, el Gobierno aplicará la tercera suba parcial de impuestos al combustible líquido (ICL) y al dióxido de carbono (IDC), algo que haría subir el litro de la nafta (4,5%) y el gasoil. Así, en algunos lugares la nafta súper pasaría de $ 800 a $ 836 y la premium de $987 a $1.031. Y en cable y telefonía celular, las empresas ya están aplicando desde este mes subas de entre el 18% y 30%, según el servicio y la operadora.

inflacion 2024.png

En el terreno de los servicios públicos, desde este mes hay aumento de tarifas de gas por la quita de subsidios al precio mayorista del combustible, algo que impacta en los precios de los hogares de altos ingresos, comercios e industrias con subas superiores al 300%. Así, un hogar de ingresos bajos con un consumo promedio pasará de pagar $838 a $2.462, es decir una suba del 194%. Para los hogares de ingresos medios el salto será de $1.975 a $6.375, con un incremento del 223%, y para los ingresos altos de $2.961 a $9.271, es decir un 213%.

Con la luz, los usuarios comenzaron a recibir facturas con alzas promedio de 150% en algunos lugares por la quita de subsidios y las subas autorizadas a las empresas de distribución y transporte. Tanto los subsidios de la luz como el gas están siendo segmentados sobre la base de los ingresos y patrimonio de cada persona. Para conservarlos, se deberá completar una declaración jurada.

Por otra parte, este mes las empleadas particulares percibirán el segundo tramo acordado de aumento del 15%. En breve habrá una nueva reunión para evaluar los salarios de abril y mayo y definir posibles ajustes adicionales, luego de las subas de febrero y marzo del 35% entre ambos meses.

Economistas creen que en abril la inflación estará debajo del 10%

Los datos de la inflación de marzo que se ubicaron en el 11% dejaron las puertas abiertas para que durante abril el costo de vida se ubique en un nivel de un dígito, lo que cual retrotraería la situación a mediados de 2023, previo a las elecciones presidenciales.

“Yo creo que indudablemente en materia de inflación, los resultados van siendo bastante buenos. El dato de 11% de marzo fue un poco más bajo de lo que se podía esperar y abril viene bastante bien. Hay chances de que realmente la inflación de abril sea de un dígito, a pesar de aumentos de gas y de agua muy fuertes”, señaló el economista y consultor Camilo Tiscornia en declaraciones radiales.

Luis Caputo.jpg
Luis Caputo, ministro de Economía.

Luis Caputo, ministro de Economía.

Al respecto, Tiscornia manifestó que “el tema más crítico es la recuperación de la actividad económica”. “Sería la parte complementaria para que la baja de la inflación no sea solamente porque estamos en recesión, sino porque realmente ha habido un cambio en la política económica. No creo que el Gobierno esté apurado en liberar el cepo”, opinó el consultor.

En ese sentido, explicó que “en este momento lo que ha habido es una reducción muy fuerte de la demanda en la economía por parte del Estado, que ha pasado de tener un déficit fiscal muy abultado a no tenerlo”.

“Esa reducción del déficit es lo que implica la recesión en gran medida y se tiene que compensar de alguna forma, pero hay que entender que el Estado no va a ser el motor de la actividad económica”, agregó Tiscornia.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario