"Papá mató a mamá": la escalofriante frase de nene testigo de un femicidio

El horroroso apisodio sucedió en Santa Fe. El homicida, que tenía restricción perimetral, irrumpió en la casa de su ex esposa, le dio un escopetazo en la cara y se suicidó frente a sus hijos, de 2 y 9 años.

A pocas horas de recibir un botón antipánico, dado que había denunciado a su ex pareja por violencia de género y la Justicia consideraba que estaba en situación de riesgo, a pesar de la prohibición de acercamiento que pesaba sobre el hombre, una mujer de 29 años fue asesinada de un escopetazo frente a sus dos pequeños hijos en su casa de la ciudad de Santa Fe. El femicida fue su ex, quien posteriormente se suicidó. La mujer fue identificada como Rocío Serrano y el hombre como Alberto Vilella, de 34 años. Ambos eran padres de dos niños de 2 y 9 años, quienes presenciaron el trágico suceso. De hecho, el mayor fue el que llamó a un familiar y le dijo: “Papá mató a mamá”.

De acuerdo con lo informado por fuentes del caso, el episodio ocurrió el lunes cuando Vilella llegó poco antes de la medianoche a la casa donde Serrano vivía con los dos niños. El hombre rompió la puerta y, armado con una escopeta calibre 12, increpó en duros términos a su ex esposa, tras lo cual le efectuó un disparo desde corta distancia, que le habría ingresado por la nuca. Tras cometer el ataque, Vilella se disparó con la misma arma en la cabeza y murió en el acto. Los cadáveres fueron hallados por un hermano de la mujer asesinada, Luis Serrano, quien llegó a la casa luego de recibir el aviso de su sobrino.

Te puede interesar...

Según las primeras investigaciones, la pareja se había separado recientemente debido a episodios de violencia de género denunciados por la mujer y, por ese motivo, ella esperaba casualmente para ayer que le entregaran el botón antipánico. Lamentablemente, no se llegó a tiempo.

“Él no se podía acercar, pero con la excusa de los chicos venía seguido. Y sabíamos que tenía una escopeta porque era pescador. Los últimos tiempos vivía drogado”, dijo Luis Serrano, hermano de la mujer asesinada

Por su parte, Vilella residía desde hacía tres o cuatro días en la casa de sus padres, situada a unas cinco cuadras de la de su familia.

Tras el hallazgo de los cadáveres, el hermano de la mujer alertó a la policía, que a su vez dio aviso a la fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe, Ana Laura Gioria. El hermano de la víctima relató que su sobrino mayor lo alertó de lo que había sucedido y que cuando llegó a la casa encontró a su hermana “tirada y a él también, tirado, con la escopeta”.

El hombre contó que Vilella “se drogaba mucho y en los últimos tiempos lo hacía delante de los chicos, y eso a ella le molestaba mucho”.

“Ya la había amenazado con un revólver, que la iba a matar, entonces (Rocío) fue e hizo la denuncia. Él no se podía acercar, pero con la excusa de los chicos venía seguido. Y sabíamos que tenía una escopeta porque era pescador. Los últimos tiempos vivía drogado, nosotros sentíamos el olor porque vivíamos al lado”, agregó el familiar.

2 Los hijos de la pareja fueron testigos del hecho

El hombre rompió la puerta de la casa, discutió y baleó a su ex antes de suicidarse. Todo delante de sus hijos de 9 y 2 años.

80 La cantidad de femicidios registrados en 2019

El crimen de Rocío Serrano se convirtió en el femicidio número 80 reportado en 2019 en el país y el quinto en Santa Fe.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído