Para leer con la celeste y blanca

Lecturas para la previa. Hay quienes afirman que la vida es aquello que pasa cada cuatro años, entre mundial y mundial. Mientras empezamos a soñar con Messi levantando la copa, hay libros que develan historias, anécdotas y recuerdos sobre la máxima cita del fútbol.

PABLO MONTANARO

montanarop@lmneuquen.com.ar

Biografías, memorias, anécdotas, curiosidades e investigaciones son los ejes de los libros sobre el universo del fútbol que, a pocos días del comienzo del Mundial de Rusia, se exhiben en las librerías.

Estos libros permiten al lector futbolero y a quien no lo es (es un buen momento para serlo) una manera de palpitar esas emociones que generan una pelota rodando y veintidós jugadores corriendo en una cancha de fútbol.

La lectura de Mis latidos, de Jorge Sampaoli (publicado por Planeta), puede ser una forma de conocer aún más lo que piensa y cómo puede plantear el técnico de la Selección su debut del 16 de junio contra Islandia.

En sus páginas, el discípulo de Marcelo Bielsa despliega sus ideas sobre “la cultura del juego”, explica sus métodos de trabajo, eso que lo llevó a consagrarse con la selección de Chile en la Copa América de 2015 pero también a ser elegido para encauzar la clasificación del equipo de Messi y compañía a Rusia 2018. Más de 180 páginas donde el hombre de Casilda también despliega su afición al rock, incluyendo fragmentos de canciones de bandas nacionales como Callejeros, Los Redondos, Don Osvaldo entre conceptos, tácticas y filosofía futbolera.

Embed

Que Argentina perdió 4 a 2 contra Uruguay en el Mundial 1930 es conocido por todos. Pero en Historias insólitas de la Selección Argentina (Planeta), de Luciano Wernicke, podemos saber que en ese partido un tiempo se jugó con una pelota argentina y el segundo tiempo con una uruguaya.

El autor, que ya se ha ocupado de historias insólitas de Copas Libertadores o Juegos Olímpicos, ahora ofrece un sinfín de anécdotas que van más allá de lo estrictamente deportivo o de la razón, como el caso de un albanés que apostó a su esposa en un partido que jugó la Argentina en 1994. Y también sucesos protagonizados por Maradona, Kempes, Menotti y Bilardo, entre otros.

Guillermo Knoll también apuntó en Manual de curiosidades mundiales (Grupo Editorial Sur) a repasar las historias y anécdotas de todas las copas del mundo, no sólo las meramente futbolísticas sino también “cuestiones históricas, políticas y económicas que suceden en época de mundial”.

“El fútbol puede ser pensado desde muchos lugares”, dice Enrique Macaya Márquez en el prólogo. Una de las curiosidades que cuenta Knoll es la del arquero sueco Ronnie Hellström que el día que arrancó el Mundial de 1978, en lugar de asistir a la ceremonia de inauguración, acompañó a las Madres de Plaza de Mayo en su manifestación de los jueves frente a la Casa Rosada pidiendo la aparición con vida de sus hijos. “Decidí hacerlo porque era una obligación que tenía con mi conciencia”, confesó después.

¿Por qué Argentina no gana la Copa del Mundo desde 1986? Es una de las preguntas que Ricardo Gotta trata de develar en Cábalas del fútbol (Edhasa), donde aparecen ritos, creencias y obsesiones alrededor de la pelota. Algunos creen que al fútbol no sólo se gana con tácticas, estrategias y goles sino también con esas fuerzas sobrenaturales o poderes invisibles que hacen que la pelota infle la red del arco.

Los héroes del interior profundo

Un santafesino que jugó en Central Norte de Tucumán y luego disputó la Copa del Mundo de 1930, y un cordobés que se consagró campeón con Uruguay en 1950, son algunas de las historias que Adrián De Benedectis reunió en Héroes mundialistas del interior profundo (Al Arco). El periodista ofrece historias sorprendentes de jugadores del interior del país, prácticamente desconocidos, que participaron del máximo torneo ya sea vistiendo la camiseta argentina o la de otros países. “Hoy, pensar que un jugador de Atlético Tucumán pueda estar en la selección es utópico”, señaló.

Biografías de tres campeones del 78

El Pato

Es el título del libro (Planeta) que recorre la vida y las atajadas de Ubaldo Fillol, el arquero campeón del mundo en la Argentina. “Se me revolvía el estómago cuando decían que éramos la selección de los militares”, confesó.

El Matador

Mario Kempes, la máxima estrella del 78, también tiene su libro. “Cada vez que alguien se pone una camiseta argentina, una de las dos estrellas que tiene el escudo es nuestra”, dijo.

El Beto

El ídolo de River y también campeón del mundo, Norberto Alonso, escribió su libro como lo hacía con su zurda mágica.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído