Phelps elevó a 21 su récord de oros olímpicos

El estadounidense agigantó aún más su leyenda y en una noche para el recuerdo. Ganó en los 200 metros mariposa y en los relevos 4x200 libre.

El estadounidense Michael Phelps agigantó aún más su leyenda y en una noche para el recuerdo elevó a 21 su récord de oros olímpicos con sus triunfos en los 200 metros mariposa y en los relevos 4x200 libre de los Juegos de Río de Janeiro.

A sus 31 años, la superestrella de la natación añadió un nuevo capítulo a su mágica carrera al sumar su primer oro individual en Río 2016 e instantes después engrosar en las postas una cifra descomunal.

Con los dos de hoy, Phelps suma ya tres oros en Río 2016: los 200 mariposa y los relevos 4x100 libre, que ganó el domingo por la noche, y 4x200. La irreal cifra podría seguir creciendo, ya que Phelps tiene previsto competir aún en los 200 combinados y los 100 mariposa.

Phelps demostró hoy, especialmente en la prueba individual, que su mito sigue más vivo que nunca. El estadounidense se llevó el triunfo en los 200 mariposa con un tiempo de 1:53,36 minutos y superó por cuatro centésimas al japonés Masato Sakai, que en las brazadas finales estuvo a punto de arruinar la hazaña de un Phelps que hasta entonces venía dominando con cierta claridad la carrera.

El bronce fue para el húngaro Tamas Kenderi, con 1:53,62, y cuarto terminó el sudafricano Chad Le Clos (1:54,06), el hombre que había dejado a Phelps sin el oro en la misma prueba hace cuatro años.

Tras ver confirmada su victoria, el mito viviente de la natación alzó el dedo índice y celebró con suficiencia antes de saludar a sus rivales.

Sonriente y emocionado, el estadounidense recibió una ensordecedora ovación del público y alzó los brazos en señal de victoria. Tras la ceremonia de premiación, se subió a la grada a saludar a su pareja y a su pequeño hijo. La fuerza que, según dijo, le permitió dejar atrás unos últimos tiempos de turbulencias.

Pero eso no fue todo. Minutos después volvió a salir a la piscina para competir en las postas y continuar la lluvia de oros.

Ayudado por la superioridad aplastante de sus compañeros norteamericanos, Phelps sólo tuvo que sostener la ventaja en el último de los cuatro relevos para colgarse su segundo oro de la noche en un Estadio Acuático Olímpico que enloqueció con sus triunfos.

Conor Dwyer, Townley Haas, Ryan Lochte y Phelps hicieron un tiempo combinado de 7:00,66 minutos frente a los 7:03,13 del Reino Unido. El bronce fue para Japón, que terminó a 37 centésimas de los británicos.

Phelps corono así una noche mágica e histórica, ya que alcanzó las 21 medallas de oro en Juegos Olímpicos y las 25 en total.

Tras debutar en Sydney 2000 con 15 años, Phelps sumó sus primeros seis oros en Atenas 2004, a los que agregó ocho más en Pekín 2008 -donde ganó todas las pruebas que disputó-, cuatro más en Londres y de momento dos más en Río.

Después de Londres, Phelps anunció su retiro de la natación, aunque el "Tiburón" de Baltimore daría poco tiempo después marcha atrás con su decisión. Sin embargo, tras ser detenido por conducir ebrio la federación estadounidense decidió suspenderlo por seis meses y excluirlo de los Mundiales en Kazán.

El astro se autoingresó entonces en una clínica de rehabilitación y una vez recuperado logró en los "trials" estadounidenses su clasificación a Río. Flamante padre y abanderado por primera vez, Phelps debutó en Brasil con un oro en el 4x100 el domingo, el número 19 de su carrera. Y hoy elevó la mágica cifra hasta 21.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído