Por la crisis, llenar el tanque de nafta es toda una rareza

Los constantes aumentos modificaron los hábitos de consumo en la ciudad.

Los 14 incrementos que tuvieron los combustibles en lo que va del año lograron modificar los hábitos de consumo de los automovilistas, que migraron hacia los productos más económicos y suelen hacer cargas más frecuentes pero de menos litros por cada despacho.

“Llenar el tanque es una alegría”, explicó el secretario de la Cámara de Expendedores de Combustible de Río Negro y Neuquén, Marcelo Pirri, en declaraciones a LU5.

Te puede interesar...

Según aclaró, esas cargas se hacen, por lo general, con tarjeta de crédito y a principio de mes.

Mientras tanto, la mayoría de los conductores solicitan pocos litros e incluso hacen varias cargas en el día, a medida que consiguen dinero.

“Aunque caen las ventas, la afluencia de público es mayor; la gente va trabajando en el día y va cargando”, aseguró Pirri, y agregó: “Aumentó la cantidad de despachos, pero cayó la cantidad de litros”. En ese contexto, aclaró que esta costumbre de compra les impide a los estacioneros hacer una reducción de costos con menos personal.

Este nuevo hábito de consumo se suma a otro que ya se nota desde hace varios meses: los conductores que solían consumir productos premium ahora optan por cargar los combustibles económicos para no sentir con tanta fuerza el impacto de un incremento acumulado de casi 70% en lo que va del año.

“Estamos preocupados, la venta ha caído un 10% en septiembre con respecto al mes anterior y un 4% si se lo compara con septiembre del año pasado”, explicó Pirri, y agregó que este tipo de productos de nafta y gasoil de mayor calidad fueron los más alcanzados por el aumento de precios.

La suba de los combustibles también empujó a muchas personas a compartir el vehículo o a mudarse hacia otros medios de transporte más económicos, como el colectivo o la bicicleta. El uso de la bici es incluso más frecuente en las ciudades del Valle, donde las distancias entre el hogar y el trabajo no son tan grandes como en otras urbes del país.

La falta de dinero en efectivo motiva a muchos consumidores a pagar con tarjeta de crédito, por lo que los estacioneros empezaron a analizar la posibilidad de no aceptarlas. Pirri aclaró que estas compañías cobran un 1,5% de comisión y pagan después de 18 días hábiles, algo que resulta insostenible para el negocio en contextos de inflación.

“Con la caída de las ventas, cortar la tarjeta puede hacer derrumbar el negocio, pero no se pueden mantener este tipo de comisión y días de pago que proponen las compañías de tarjetas”, se quejó el estacionero, quien aseguró que la rentabilidad de sus ventas gira en torno al 7% u 8%.

Las estaciones de Axion fueron las primeras en plegarse ayer al incremento de precios de los combustibles previsto para esta semana, con subas estimadas entre el 4% y el 7% según la compañía. De este modo, la nafta y el gasoil suman 14 aumentos en lo que va del año, lo que implica una variación de precios del orden del 70%.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído