Por qué lo que comemos puede afectar nuestro estado de ánimo

La relación entre emociones y alimentos es muy estrecha.

Buenos Aires
Siempre se dice que somos lo que comemos, pero esa expresión está generalmente relacionada a la salud física y pocas veces se piensa en la anímica. Sin embargo, la relación entre lo que comemos y nuestras emociones es mucho más compleja de lo que pensamos. No sólo nuestro sentido del gusto puede variar según el estado emocional del momento, sino que hay alimentos que también impactarán en cómo nos sentimos o reaccionamos ante determinadas situaciones.

"La lengua podría ser una ventana a la psique", dice Nancy Dess, profesora de psicología en el Occidental College de Los Ángeles, haciendo referencia al creciente número de estudios que conectan estos campos.

Es que nuestras emociones y sensaciones gustativas están conectadas a través de hormonas y neurotransmisores como la serotonina, la noradrenalina y la glucocorticoides.

Así, por ejemplo, un estudio realizado en ratas el año pasado mostró que los receptores de glucocorticoides -las hormonas del estrés- se encuentran dentro de las papilas gustativas que detectan la dulzura.

Si los glucocorticoides inundan el cuerpo, pueden inhibir el funcionamiento de estas papilas gustativas, entorpeciendo los placeres culinarios.

Esto viene a complementar otro trabajo realizado en 2006, en el que se encontró que si se trata de serotonina (a veces llamada hormona de la felicidad), nos volvemos más sensibles al sabor dulce y lo podemos detectar en concentraciones incluso un 27% más bajas que antes de la liberación de serotonina.

Por otro lado, estudios más recientes muestran la relación inversa, es decir, cómo afectan los sabores a nuestras emociones.

Algunos sugieren, por ejemplo que tomar una bebida dulce en lugar de agua puede hacer que uno se sienta más romántico y esté más predispuesto a ir a una cita.

Por el lado de los sabores amargos, en un relevamiento del que participaron 1000 voluntarios se concluyó que los que disfrutaban de este tipo de alimentos -como el pomelo, el agua tónica, el café y los rábanos- eran más propensos al disfrute de molestar a la gente o a manipular a otros para conseguir lo que quieren.

Tomá nota
Qué comer según los especialistas

El psiquiatra estadounidense Drew Ramsey, coautor del libro La dieta de la felicidad: cómo mejorar fácilmente tu estado de ánimo, propone una serie de alimentos que garantizan el bienestar. Entre ellos figuran los ácidos grasos omega 3 que se encuentran en pescados azules, como el atún o el salmón. Los frutos secos, los cereales integrales e incluso la leche y las bananas aportan triptofano, que ayuda a inhibir la irritabilidad.

El mate y el cacao aportan teobromina, un alcaloide que funciona como estimulante del sistema nervioso central.

Por su parte, los alimentos ricos en proteína, como la carne, los lácteos, los espárragos y los garbanzos, aportan fenilanina, de efecto antidepresivo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído