Puel Kona y un concierto emotivo para coronar diez años de música y lucha

La banda mapuche se presentará mañana a las 22 en Club Social para presentar oficialmente su segundo disco Kintu Newen con un recorrido por toda su discografía.

POR ANALIA CASTRO / castroa@lmneuquen.com.ar

Una década de música contestataria, diez años de acordes y letras para luchar y resistir. Una etapa que incluye el lanzamiento de dos discos y que ahora se cierra con una fiesta que "marcará un antes y un después" en Puel Kona (guerreros-guerreras del este).

Por lo menos así lo siente Malen, la saxofonista de la banda del Lofce Newken Mapu de Neuquén que mañana a las 22 se presentará en Social Club (Lastra 150) junto a Goy Karamelo Ogalde, Gisela Vega, Luciano Espinosa, Tito Gutierrez, Martín Jara, Cristóbal “Nachin” Amadeo y Juan Pablo Jaramillo Urrutia como artistas invitados.

“En cada recital se siente la energía, ese newen de que no estamos solos y eso es algo muy lindo”, sostuvo Malen, quien se subirá al escenario con Amaru (teclado y voz), Lefzaru - (guitarra y voz), Umawtufe (bajo, xuxuka, xompe y sikus), e Ignacio Gentile (batería y percusión).

“No alcanzamos a dimensionar lo que va a significar esta presentación. Son diez años de este proyecto que representa una vía de comunicación. No sólo nos permite transmitir lo que vivimos como cultura sino también entrelazarnos con otras comunidades y luchas”, sostuvo Malen sobre la banda que se expresa en mapuzugun y castellano, fusionando rock, cumbia, hip hop y ska con elementos tradicionales de la música mapuche.

La saxofonista adelantó que en el recital de mañana repasarán temas de su primer álbum, Puel Kona, y harán la presentación oficial de su segunda placa Kintu Newen, que desde el año pasado se encuentra disponible en Internet para descargar en forma gratuita, así como en las plataformas de YouTube y Spotify. Agregó que el disco tuvo mucha repercusión y que el público se apropió de las canciones, a tal punto que las cantan junto al grupo. “Será como cerrar una etapa porque el primer álbum no lo presentamos”, aseguró.

Sobre la elección de Kintu Newen como nombre del disco - que en castellano significa “Buscando fuerza”- explicó: “Si bien cada uno tiene su interpretación, yo considero que tiene que ver con el momento que atravesamos en la actualidad y con la pérdida que sufrimos de una hermana que, además de kona, fue parte de la banda”. “Ella aparece en la fotografía del disco. Esa fue una forma de homenajearla y agradecerle por todo lo que hizo en su corta vida”, agregó sobre Aimé, la guerrera que falleció en un accidente de tránsito y que le da nombre al último tema de la placa.

Embed

Evolución

“La agrupación tuvo múltiples formaciones. Nació a partir de una necesidad de comunicación con un equipo de konas y en sus comienzos eran tres integrantes”, recordó la instrumentista que se sumó al grupo hace ocho años.

En cuanto a la evolución musical, indicó: “Al principio había un reguetón dando vueltas, cada integrante iba y aportaba lo que le gustaba y a partir de ahí salía una canción. En nuestro segundo disco hay más mapuzugun que en el primero y los estilos son otros como saya, tango, ska pero con muchas variaciones".

Añadió que, por lo general, las letras de Puel Kona siempre estuvieron relacionadas a la denuncia del saqueo de las empresas petroleras y otras multinacionales, el etnocentrismo occidental, la persecución estatal que sufre el pueblo mapuche y el reclamo de la tierras, además de describir la cosmovisión de su cultura.

“Creo que tener una banda, un micrófono y ese rol de comunicar es importantísimo y por eso hay que hacerlo con responsabilidad; más en este contexto es importante aclarar lo que pensamos, lo que sentimos, quiénes somos”

En ese sentido, Malen señaló que existen varias quimeras en relación a su comunidad. “Se habla de que el pueblo mapuche es terrorista y eso es un gran mito. Más vale que antes de la invasión había enfrentamientos entre el pueblo mapuche y otros pueblos originarios. También está el otro extremo que idealiza al pueblo mapuche, somos un pueblo como cualquier otro que sigue vivo. Se nos dice terroristas porque salimos a pelear por nuestros derechos, por la tierra que se nos quitó. El pueblo mapuche lo único que hizo fue defenderse de los que vinieron a arrasar con todo”, afirmó la integrante de Puel Kona.

Otro de los mitos es que el pueblo mapuche es ignorante, cerrado o que se mantiene con la cabeza gacha. Nos quieren tranquilos, tejiendo o haciendo artesanías, y encima se dan el lujo de cambiarle el nombre a nuestras expresiones artísticas. Y no es así, somos un pueblo vivo que saca sus instrumentos”, apuntó.

A su vez esbozó una reflexión en torno a las vicisitudes que surgen al interior de su comunidad. “Hay mucha gente que es mapuche y lo niega por miedo o sale a defender a las petroleras para pinchar todo. Eso pasa en todos los sectores. Por ejemplo, ahora el cuerpo docente está de paro y se hablan un montón de cosas, que son unos vagos. No pueden mirar más allá y ver qué enseñanza nos están dejando. Esto es un poco lo que logró este sistema educativo con un proyecto nacional que viene desde la formación del Estado y que busca dejarnos ciegos ante tanto avasallamiento”.

Para la saxofonista el mensaje de Puel Kona -“contundente y renovador”- se refleja en la llegada al público.“Nos empiezan a escuchar más personas, especialmente las nuevas generaciones. Por eso aprovecho para pedir disculpas porque en esta fecha no van a poder asistir menores. Es algo que no nos identifica como banda y nos queda una deuda grande. Esto tiene que ver con muchas cosas, entre ellas que no existen muchos espacios culturales cerrados para tocar en Neuquén, como en muchos lugares”,dijo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído