Repartieron juguetes en Centenario

Algunos chicos poco entendieron, pero sus caras denotaban felicidad.

Centenario
Algunos chicos poco entendieron, pero sus caras denotaban felicidad. Es que si bien todos los años, los Bomberos Voluntarios prestan la autobomba para que los Reyes Magos la utilicen como medio de transporte para repartir regalos, la sorpresa siempre se adueña de los niños.

Fue así que Melchor, Gaspar y Baltasar estuvieron ayer fugazmente por esta localidad.
Barrio por barrio, con sorpresas, golosinas y algunos juguetes, todos esperaron ansiosos en la vereda el paso de la autobomba con la sirena encendida, entre las polvorientas calles barriales.

"Gracias a los Bomberos podemos estar acá", lanzó Baltasar, entre la sonrisa cómplice de algunos padres, que fueron a llevar a sus hijos a ver el espectáculo.

La fugaz pero intensa recorrida tuvo una pausa con mucho sentimiento en el hospital local.

Allí se bajaron y fueron a repartir regalos a los niños que esperaban ser atendidos en consultorios.

También a los que estaban afuera del edificio y se quisieron sacar fotos con los reyes.

Fue una jornada especial, donde los chicos también fueron parte de la sorpresa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído