Reyes sin corona en los mundiales

Ricardo Galasso

galassor@lmneuquen.com.ar

Neuquén. Cada edición de la Copa del Mundo consagra nuevos talentos pero también condena a las estrellas que, ya con un lugar en el firmamento, llegan a la máxima cita para coronar sus carreras y hacerse un lugar en el Olimpo. Rusia 2018 signó la frustración de dos nuevos reyes sin corona: Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, quienes se marchan prematuramente de la competencia. Dominadores de la última década, uno con Barcelona y el otro con el Real Madrid, se suman a grandes jugadores que marcaron una época pero nunca pudieron ser campeones del mundo. Si bien ambos aún tienen cuerda para un último intento con 31 y 33 años, en Qatar 2022, el reloj biológico los condiciona.

La actualidad es una excusa para sumergirse en la historia y repasar la trayectoria de grandes jugadores privados de ganar un Mundial, entre ellos dos de los considerados cuatro ases del balompié: el argentino Alfredo Di Stéfano y el holandés Johan Cruyff (Pelé y Maradona sí fueron campeones). Más acá en el tiempo, el brasileño Zico y el francés Michael Platini. La historia de grandes frustrados podría empezar por el brasileño Léonidas, antecesor de O Rei Pelé. El primer ídolo que tuvo el fútbol de Brasil, apodado “el diamante negro”, jugó en Italia 34 y Francia 38. Fue el goleador del último, pero el entrenador subestimó a Italia al reservarlo para la final y los tanos ganaron 2-1. El húngaro Puskas, mejor goleador del siglo pasado y capitán de una selección de ensueño destinada a ganar el Mundial del 54, falló en la final ante Alemania. Luego jugó para España en el 62, pero su equipo no pasó de la primera ronda.

Te puede interesar...

Di Stéfano, Cruyff, Puskas y más recientemente Zico y Platini, nunca ganaron una Copa del Mundo.

Saeta sin corona

Diferente aunque con el mismo sinsabor lo vivió el gran Alfredo Di Stéfano, “la Saeta Rubia”, múltiple campeón con el Real Madrid, que ni siquiera tuvo la fortuna de pisar un escenario mundialista. Ni con Argentina, ausente en 1950 y 1954, ni con España, que no clasificó para Suecia 58. Convocado también para España, en Chile 62 se lesionó previo el inicio del certamen.

Otro prehistórico de Ronaldo, el portugués Eusebio la Pantera Negra, goleador en Inglaterra 66 pero eliminado en semis por el local, es otro de los grandes que no alzaron la Copa. Italia también tiene un jugador que, destinado a la gloria máxima, sucumbió en el asalto final. Fue Giovanni Rivera, “Il Bambino d’Oro”, que vivió la mayor humillación del fútbol italiano en 1966 eliminado por Corea y cuatro años después, en el partido del siglo, marcó el gol de la victoria ante Alemania (4-3) pero en la final se encontró con un Brasil de ensueño (Pelé, Tostao, Jairzinho y Rivelino). Y qué decir del holandés Johan Cruyff, que hizo todo para conquistar en el 74 con La Naranja Mecánica su primer título y el de Holanda, pero se encontró con la efectiva Alemania de Franz Beckenbauer y Gerd Müller.

Más cercano en el tiempo, otros dos grandes frustrados fueron el francés Michael Platini, que lideró a una talentosa generación de futbolistas, pero su equipo no pasó de la primera fase en Argentina 78 y Alemania lo dejó afuera en las semis de España 82 y México 86. Y el brasileño Zico, el “Pelé blanco”, ídolo de Flamengo, que jugó tres mundiales (78, 82 y 86) pero tampoco pudo festejar un título con su país.

34 Los títulos de Lio con Barcelona y Argentina

9 Ligas, 7 Supercopas de España, 6 Copas del Rey, 4 Champions League, 3 Supercopas de Europa, 3 Mundiales de Clubes. Campeón juvenil, olímpico y 5 balones de Oro.

28 Los títulos de Cristiano en clubes y selección

Con el Madrid: 2 Ligas, 2 Copas del Rey, 2 Supercopa de España, 4 Champions, 3 Supercopa, 3 Mundial de clubes, 10 con Manchester, 1 con Sporting, 1 Eurocopa, 5 balones.

Lio y CR7, desilusión compartida

Con diez balones de Oro entre los dos (cinco cada uno) e ídolos en sus clubes, Messi y Ronaldo dejan Rusia con la misma tristeza. La Pulga, considerado el mejor jugador del siglo XXI, múltiple campeón en el Barcelona y campeón mundial juvenil olímpico, no puede con la Selección mayor. Con nulo protagonismo en 2006 (sufrió desde el banco la eliminación por penales frente a Alemania en cuartos), Lio se fue sin marcar goles en Sudáfrica 2010 y en Brasil 2014, goleador del equipo y mejor jugador del torneo, igual terminó sin corona. Y aquí, humillado por Francia y Mbappé. También Cristiano, ganador en serie con el Real Madrid y campeón de la Eurocopa con su selección, como Messi jugó los últimos cuatro mundiales sin éxito. Grandes en el mundo, pequeños en los mundiales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído