El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana Rodrigo

Rodrigo: la historia de las canciones para ayudar a los canillitas que bailó todo el país

A2000 fue el último álbum del músico cordobés, que fue un éxito nacional. Primero sólo se vendía en puestos de diarios.

El último disco de Rodrigo se llamó Cuarteto Característico Rodrigo A2000, fue grabado en julio de 1999 en S’combro Bailable de José C. Paz y presentado en diciembre en el Teatro Astral de la calle Corrientes. Contra cualquier pronóstico, la placa catapultó al cordobés al estrellato eterno, marcó una época, impuso para siempre en todo el país el género musical de una provincia, y terminó con los prejuicios a géneros populares similares. Un éxito de esa magnitud no es casualidad. El trabajo del disco tuvo una minuciosa selección de temas, obsesivo trabajo en las letras, calidad musical muy por encima de la media del cuarteto de fin de siglo, y una sorprendente estrategia de marketing.

No se vendió en disquerías en un principio, solo en puestos de diarios. Rodrigo quiso ayudar a los canillitas porque conocía el oficio, de su niñez junto a su familia. Por eso, El Potro les dedicó la canción Amor clasificado, con mención a su madre: "Para mi vieja, canillita por oficio y obligación".

Te puede interesar...

El sello Magenta nunca imaginó el volumen de ventas que venía, por eso era casi imposible conseguirlo, en Neuquén los puestos de diarios decían que lo tenían pedido pero nunca llegaba. Afloraron las copias truchas, en auge en el año 2000. Así y todo, fue triple platino en menos de 60 días. Recién un año después del lanzamiento apareció en disquerías, cuando casi todos ya lo tenían original o copiado.

Fue el décimo y último disco de Rodrigo en vida, el tercero netamente de cuarteto. Tras iniciar con ritmos latinos, melódicos y románticos, se volcó a lo bailable en 1996 con Lo Mejor del Amor, y se metió de lleno en su pasión por el cuarteto con La Leyenda Continúa en vivo (1997) y Cuarteteando (1998).

Rodrigo-A-2000-Frontal.jpg

Rodrigo decidió llamar a su banda por única vez: Cuarteto Característico Rodrigo. En homenaje al Cuarteto Característico Leo, fundador del género musical en Córdoba. La tapa del disco representa bailes típicos de la década del '40 cuando surge el denominado «tunga-tunga», orquestados por los cuatro instrumentos pioneros del cuarteto: contrabajo, piano, violín y acordeón.

El disco inicia arriba con un grito icónico de la Tota Santillán: "¡Ro Ro Ro, Rodrigo carajo!" y la canción Yerba mala, en la que Rodrigo comienza con una frase que marcó el fin de los '90: Me dice que soy aburrido, en alusión atribuible a la propaganda de De La Rúa para las elecciones presidenciales de ese año.

Embed

La canción Soy cordobés fue la única de la historia del cuarteto en ganar un Premio Gardel por fuera de las ternas de su género. Se impuso como Mejor Canción, ganándole a Cómo estamos hoy eh de Super Ratones, Spaghetti del rock de Divididos, Cha cha muchacha de Rubén Rada, y El día que apagaron la luz de Sui Generis.

Que ironía es un cover de una balada de Paz Martínez que se titulaba Con él, conmigo. Tras convertirla en éxito Rodrigo, el autor de Amor pirata y Una voz en el teléfono la cantó en sus shows en versión cuarteto.

En El viaje, Rodrigo iba a comenzar diciendo "LAPA líneas aéreas anuncia la partida de su vuelo...", ya que El Potro solía viajar en esa aerolínea. Pero tras la tragedia de LAPA decidió cambiarlo por la ficticia "La Docta líneas aéreas..." en homenaje a Córdoba.

Rodrigo iba a incluir la canción Amiga mía, de Alejandro Sanz, la cantaba en recitales previos a la grabación. Pero finalmente optó por Aprendiz, un tema que el mismo autor había escrito para la cantante Malú en 1998. Recién en 2001 la cantó el propio Alejandro Sanz en su MTV Unplugged, en Argentina ya era muy popular por el cuarteto del Potro.

En el show de grabación, Rodrigo cantó cada tema tres veces, para tener más opciones a la hora de editar. Sobre todo porque no le gustaban las mezclas y agregados post grabación, pedía que vaya el audio crudo de la consola. En el mismo recital hizo sus éxitos consagrados como Lo Mejor del amor, Ocho cuarenta, Y voló, voló, pero decidió no incluirlos en el disco. Tras 90 segundos de silencio después de la última canción, agregó el Himno del Cucumelo como bonus track.

El jefe de grabación, Pichón Del Pont, le aclaró a Rodrigo que en la canción Por lo que yo te quiero, tuvo que agregarle eses al final de cada frase, porque el intérprete catamarqueño Walter Olmos no había pronunciado ninguna. Rodrigo presentó a Walter como el «cambio que Córdoba estaba esperando». Después se tomó como premonición de su muerte. Walter jamás chapeó con el éxito y los dichos de Rodrigo, pero sí sus productores que lo vendieron como El Elegido. Rodrigo lo descubrió en la pausa de un show en Catamarca, le dijeron que era un chico de la calle con un prontuario complicado, y se lo llevó a Córdoba a trabajar en su banda.

Por lo que yo te quiero era un tema de La Mona Jiménez en la década del '80, que sonó por Walter cuando lo descubrió Rodrigo. Para A2000, el Potro reconstruyó la música aportándole alegría, y le cedió la interpretación a Walter. La Mona era el dueño de los derechos y cobró las regalías.

Rodrigo hizo un tema de La Mona en cada uno de sus cuatro discos, solo por admiración. Pero el compositor español Chema Purón demandó a La Mona Jiménez por plagio, y en 2019 la causa llegó a juicio oral. Según la abogada querellante, no se puede negar el plagio, no fue necesaria ni una pericia musical, solo se cambian tres letras de la canción Con lo que yo te quiero. El grupo Mocedades la grabó en 1986. En YouTube se puede escuchar el tema español. Lo más probable es que si Rodrigo no reeditaba la canción, los españoles nunca se hubiesen enterado.

Otra canción que no interpreta Rodrigo es Por vivir jugando, lo hace su bajista Daniel Castillo, apodado Maquinaria. A el lo nombra en «Un largo camino al cielo», homenaje a Alejandro Biasco, pianista de la banda que falleció víctima de depresión a los 26 años de edad: Te extrañará Maquinaria, tus amigos te cantamos.... Maquinaria falleció de cáncer años después, siendo bajista de Ulises Bueno, hermano de Rodrigo. Los tres protagonistas de Un largo camino no tardaron en juntarse en el cielo. En una estrofa, Rodrigo le promete a Alejandro: «Yo se que pronto nos veremos...», también cobró fuerza tras la trágica muerte del Potro.

El profesionalismo de sus músicos le permitía a Rodrigo cambiar el género musical de los temas durante los recitales. Esa faceta explotó en el Luna Park con «Fuego y pasión» en versión tango. Pero también bastó en muchos shows un pequeño gesto de Rodrigo para cambiar de cuarteto a balada durante la interpretación de una canción. Esa versatilidad les permitió grabar un Unplugged en vivo en Azul TV, cambiando el género de algunas canciones sin ensayos previos.

rodrigo.jpg
La camioneta de Rodrigo tras el accidente fatal.

La camioneta de Rodrigo tras el accidente fatal.

Entre los temas propios que Rodrigo descartó para el disco estaban Amante tu, amante él, Amante amiga, y Figúrate tu a duo con su novia Alejandra Romero. Amante tu, amante el fue reversionado por La 840, un desprendimiento de su banda, y por Ulises Bueno. Figúrate tu se convirtió en un éxito post morten, hubiese funcionado en el disco, pero Rodrigo estaba distanciado de su novia durante la edición, y eso dejó el tema afuera.

Al año siguiente, el hermano de la novia de Rodrigo, Alejandro Romero, compuso La mano de Dios y Hospital de niños. La primera le iba a dar título al nuevo disco, y la segunda la iba a cantar con Maradona para donar las regalías a hospitales de niños. No llegó a grabar ninguna de las dos. Magenta rescató La mano de Dios de los recitales en el Luna Park. Y Hospital de niños la grabó el autor con Maradona, a beneficio del hospital de niños Pedro Elizalde, también conocido como Casa Cuna.

Rodrigo falleció en un accidente automovilístico el 24 de junio de 2000, con 27 años de edad. Once meses después de grabar el disco, y solo siete meses después de presentarlo en la calle Corrientes. Era famoso en el ambiente bailantero, pero solo esos meses disfrutó ser una estrella nacional tras diez años de trabajo intenso. A 22 años de su muerte, cualquier persona sin importar edad ni clase social, se sabe los temas de memoria y no puede evitar cantarlos moviendo su cuerpo.

Embed

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario