Romina Yan tuvo su fiesta soñada

En una noche llena de emoción, música, recuerdos y artistas, Cris Morena celebró los 44 años de su hija con un show que copó el Gran Rex, el Obelisco y el prime time de la TV.

Cris Morena lo hizo. Tal como prometió la productora televisiva, creó “un puente imaginario entre el cielo y la tierra” para celebrar los 44 años de su hija Romina Yan, en un show homenaje que fue una verdadera fiesta y un viaje a la infancia y juventud de varias generaciones de argentinos que crecieron viendo diferentes realizaciones de su factoría como Jugate conmigo, Chiquititas, Rincón de Luz, Casi Ángeles y Alma Pirata.

Más de 3200 personas de 15, 18, 25, 30, 40 y 50 años se emocionaron, bailaron y cantaron en el Teatro Gran Rex, mientras otros miles siguieron el espectáculo desde el Obelisco, donde se colocaron pantallas gigantes. En televisión, el tributo fue un éxito. Con 14,2 puntos de rating, ViveRo copó el prime time y se convirtió en el programa más visto del miércoles.

Te puede interesar...

“Hoy lo invisible resalta y es visible. Hoy ViveRo gracias a la entrega de nuestros artistas que nos dan su amor, su tiempo y su talento”, dijo Cris al final del show, luego de que pasaran por el escenario Benjamín Rojas, Jorgelina Aruzzi, Damián De Santo, China Suárez, Peter Lanzani, Soledad Pastorutti, Sofía Reca, Facundo Arana, Benjamín Amadeo, Abel Pintos, Valeria Lynch, Sandra Mihanovich, Patricia Sosa, Emilia Attias, Agustín Sierra, Luisana Lopilato y Lali Espósito (desde un video), entre otros.

Los momentos más emotivos de la noche estuvieron marcados por la cariñosa carta de Romina a Agustina Cherri que leyó la ex Chiquititas, la conmovedora actuación de los hijos de la homenajeada, Azul, Valentín y Franco, que interpretaron los temas “Semillas”, “Una luz” y la versión de “Corazón con agujeritos” que hizo Luciano Pereyra junto a la hija menor de Yan, además de las sentidas palabras de Cris antes de cerrar el encuentro con “Volar mejor”, la canción preferida de su hija, que falleció el 28 de septiembre del 2010 por un paro cardíaco.

“Gracias, Gustavo (Yankelevich)”, le dijo al padre de su hija, que también trabajó en la propuesta. “Gracias a mi hijo Tomás, a mis nietos. Hay fiesta en el cielo”, enfatizó Cris, que terminó la noche empapada en lágrimas abrazada por la ovación del público, su familia y el numeroso equipo que fue parte del gran festejo.

Siguiendo la premisa de que el dolor se puede transformar en amor, el cien por ciento de la recaudación del show fue donado a la Fundación Sí que encabeza Manuel Lozano.

“Gracias por todo. Lloramos y nos emocionamos como nunca. Una noche increíble”, escribió Marcelo Tinelli en las redes tras salir del teatro.

“Gracias por haberme hecho parte de algo tan lindo y sagrado”, expresó la China Suárez en Twitter. “Demasiado fuerte”, agregó.

El abrazo de Valeria Lynch y Patricia Sosa

Romina Yan y Cris Morena lograron volver a unir a Valeria Lynch y Patricia Sosa. Tras una pelea que tomó estado público, las cantantes no sólo compartieron escenario, sino que sobre el final del show se fundieron en un abrazo. La emoción hizo que los viejos rencores quedaran atrás.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído