¡Rousing viejo nomás! derecho a la historia

Era uno de los favoritos y cumplió. Guiado por José Carinao en la arremetida final, se quedó con el 27º Gran Premio Carlos Pellegrini.

Neuquén.- Con un tranco medido, seguro y un sprint final demoledor, Rousing inscribió su nombre como ganador del Gran Premio Carlos Pellegrini, la cita máxima del año, cuya 27ª edición se disputó ayer en el hipódromo Ciudad de Neuquén ante más de cinco mil personas.

El ganador respondió a su propia performance que lo ubicaba como uno de los tres favoritos a quedarse con la carrera. Guiado por José Carinao, tardó poco más de cien metros en acomodarse y ubicarse detrás de Brisky Boy, a quien atropelló en la recta final.

"El caballo es muy guapo, es un lujo correrlo", expresó el emocionado jockey ganador.
"Vino un poco entreverado al comienzo, pero como es un caballo manso, ya a los 100 metros venía sobrando, esperando un poco el desarrollo, porque como esta es una cancha que está medio cansadora en el último codo, queríamos esperar un poco. Al final ganamos bien y es una gran emoción volver a ganar acá", afirmó, entre abrazos y festejos.

El hijo de Easing Along, que ya sabe lo que es ganar pruebas de milla (ganó una carrera de 1200 metros y en la reunión del mes pasado los 1400), ahora se tiró a los 1600, que dominó con autoridad.
El zaino lució segundo en sus desplazamiento con un tranco muy medido y respondiendo a un plan de carrera que cumplió a la perfección.

De entrada mostró chapa

De los tres favoritos que daba la cátedra, sólo Rousing se plantó con decisión porque Don Roger, guiado por el gran José "Corto" Méndez, se "borró" y nunca terminó de afirmarse, en tanto que el Muro, otro de los que sonaban en la cátedra, sólo hociqueó en los primeros metros y luego desapareció.

En el arranque sorprendió el 8, Brisky Boy, quien tomó la delantera seguido por el Muro.
Pero transcurridos los primeros 100 metros, se filtró por el lado interior Rousing, que puso la quinta para ya no parar.

En la recta opuesta, el finalmente ganador se puso a cuerpo y medio sobre Brisky Boy que conducido por el brasileño, Maicol Lima, seguía liderando la prueba en ese tramo. Un poco más atrás, el Muro empezó a perder velocidad, pese a los fustazos de Lucas Cayuqueo. También presionaron Guito Moon (Marcelino Méndez), Grand Tabiano (Walter Donaires) y Storm Cuentero (Fabián Lemos). Así, sin variantes, marcharon hasta la mitad de la recta opuesta.

Al ingresar al codo, la ventaja de Brisky Boy sobre Rousing era por el pescuezo, y a la salida para encarar la recta final, se sumó Guito Moon por afuera. Sin embargo, fue Rousing el que tuvo resto para en la atropellada final desplazar a Brisky Boy e irse derechito al disco.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído