El clima en Neuquén

icon
15° Temp
35% Hum
La Mañana Boca

Se arregla con viejos códigos

El plantel y el Consejo de Boca deben decirse las cosas de frente a solas y dejar celos y rencores de lado.

Se veía venir. Hace un tiempo incluso advertimos en estas páginas de los inapropiados manejos del Consejo de Fútbol que atentaban contra el bienestar xeneize. Tiraron demasiado de la cuerda Bermúdez, Delgado, Cascini y Riquelme; la situación con el plantel se tensó más de lo aconsejable y como resultado de ello hoy la relación entre las partes está rota y los jugadores en pie de guerra.

Y el entrenador Miguel Russo quedó solo y debilitado en medio de la tormenta. Los futbolistas ayer le comunicaron al entrenador que no piensan tolerar un nuevo atropello de las glorias y que por la armonía del grupo le rogaban que se ponga un poco más del lado de ellos.

Te puede interesar...

Hasta aquí Russo se inclinó para el Consejo de Fútbol y ello cayó pésimo en sus muchachos, que ya no lo miran con el mismo cariño de antes. Al menos, pretenden que el entrenador adopte una postura neutra si no se la juega por sus players.

El tema es por qué se llegó a esto y cómo se soluciona. Los viejos códigos futbolero señalan que lo ideal sería que los dos bandos se encierren en el vestuario, que se digan lo que se tengan que decir en la cara y que pase lo que deba suceder... Pero que muera allí el problema, en la intimidad y que luego de ello dejen los rencores de lados y tiren todos para el mismo lado.

Hay egos y celos entre Riquelme, máximo ídolo histórico y el héroe actual, y Carlitos. Pero ambos deben priorizar y poner a Boca por encima de todo, despojarse del vedetismo y las miserias y hacer las pases. De lo contrario, alguno de ellos puede quedar en el camino. Incluso, en este contexto, peligra hasta la continuidad del DT. Depende de ustedes, muchachos. ¡Ya son grandes!

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario