El clima en Neuquén

icon
28° Temp
22% Hum
La Mañana Restaurante

Se atrincheró en su restaurante, tomo policías de rehenes y amenazó con matarlos

El dueño del local gastronómico había discutido con un empleado y se atrincheró en el lugar. Ocurrió en el barrio porteño de Palermo.

El insólito hecho ocurrió en el barrio de Palermo cuando el dueño de un restaurante de comida árabe se atrincheró en su local tras mantener una tensa discusión con un empleado al que despidió. La situación se volvió más intensa cuando el hombre le negó la salida del local ex empleado y a todos las personas que se encontraban en el interior entre los que estaban dos agentes de la Policía de la Ciudad.

Según la investigación policial, el ex empleado de 26 años fue quien dio aviso a la policía tras vivir una fuerte discusión que desembocó en una agresión del propietario.

Te puede interesar...

A los pocos minutos, otros oficiales llegaron al lugar ubicado en la esquina de Thames y El Salvador para tratar de calmar al hombre y exigirle que abra la puerta del comercio. Todo quedó registrado en una serie de videos de las cámaras de seguridad.

De acuerdo a lo informado por las fuentes policiales, cuando llegaron los agentes, el dueño del local le ordenó a otro empleado que cerrara las puertas con llave y empezó a gritar "de acá no se va nadie, los mato", "si quiero los mato porque es mi local". Inmediatamente, los policías solicitaron apoyo y concurrieron diferentes patrulleros al lugar

Ante la negativa del comerciante de abrir la puerta para liberar a los dos policías y al resto de las personas atrapadas en el interior, los efectivos comenzaron a patear la puerta y advertir al hombre que iba a ser detenido.

Toma de rehenes en Palermo.mp4

Mientras el dueño se encontraba forcejeando y discutiendo con los efectivos en la puerta del local, otros policías que estaban ubicados a un costado, ingresaron por la fuerza tras romper la ventana principal del comercio y lograron reducir al propietario.

Uno de los oficiales resultó herido en un brazo por la rotura del vidrio, por lo que fue trasladado al Sanatorio Güemes.

La Justicia dispuso que tanto el dueño del local como el empleado que cerró la puerta con llave fueron detenidos y se le iniciaron actuaciones por "privación ilegitima de la libertad" y "amenazas simples".

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario