Pero hay otros datos que son alarmantes y es que pese a ser un problema que crece, la mayoría de los casos no son detectados, algo a lo que se suma otro agravante: aunque se detectan cinco casos por día, es el delito que menos se denuncia.

Según la Organización Mundial de la Salud, una de cada cinco mujeres y uno de cada trece varones sufrieron abusos sexuales durante la infancia.

Argentina no está al margen de este problema y, según las estadísticas del Ministerio de Justicia, en los últimos quince meses hubo 2094 niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual.

Por su lado, los especialistas afirman que esos datos oficiales representan tan sólo una ínfima parte de lo que realmente pasa.

Lo concreto y alarmante es que la mayor cantidad de abusos contra niños y niñas suceden en la propia casa de las víctimas: siete de cada diez abusadores son los padres, los padrastros, los tíos o los abuelos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído