Se metió a robar a la casa de una policía y lo sacaron a los tiros

El ladrón, que portaba una escopeta, rompió la puerta de la casa.

Nadie está a salvo de la delincuencia. A una agente de policía un ladrón se le metió en la casa cuando dormía y tras amenazarla con una escopeta, quiso robarle el auto y dinero. La joven, rápida de reflejos, logró tomar su arma reglamentaria y se defendió a los tiros. El ladrón huyó y la agente está con tratamiento psicológico.

El episodio se suma a la lista de robos que ocurren a diario en la provincia, pero esta vez tiene el condimento de que la víctima es una agente de policía de 25 años que se desempeña en la Comisaría del Niño y el Adolescente.

Te puede interesar...

El hecho ocurrió ayer a las 6 en calle Avellaneda entre Independencia y Lago Quillén, en Villa Farrel. De acuerdo con la información que pudo relevar LM Neuquén, el delincuente ingresó a la casa de dos pisos tras romper la puerta de acceso.

El estruendo despertó a la joven, quien estaba en su habitación en la planta alta y cuando se asomó para ver qué ocurría, observó a un hombre de unos 40 años, robusto, encapuchado y con una escopeta que la intimó lo suficiente como para que la agente se encerrara en el baño.

El ladrón le habló a la joven desde el otro lado de la puerta y le exigió las llaves del Peugeot 207 que estaba en el garage y dinero. Hubo un diálogo entre ellos. Cuando el hombre le dio garantías de que no le haría daño, la agente salió y le indicó que tenía el dinero en la habitación.

"El hombre la siguió de atrás y cuando entró la agente a la habitación aprovechó una distracción del delincuente para tomar el arma reglamentaria. Disparó al bulto unas tres veces pero cuando el ladrón vio el arma se dio a la fuga sin ser lesionado", confió una fuente policial.

De inmediato, la joven dio aviso al Comando y fue asistida por sus compañeros que arribaron en cuestión de minutos. Personal de la Comisaría Primera ordenó un rastrillaje por la zona pero no se logró dar con el delincuente.

Los investigadores sospechan que el ladrón creyó que en la casa no había nadie, ya que los padres de la policía están de viaje, por eso se animó a irrumpir de esa manera en la vivienda.

La joven dormía cuando escuchó el estruendo y al asomarse vio a un hombre encapuchado y armado. La agente logró zafar de la situación.

Salió a trotar y le llevaron el arma oficial

La joven agente de la Comisaría del Niño y el Adolescente no fue la única que recibió la visita de los delincuentes en la jornada de ayer. Se trata de un efectivo policial que vive en calle Picún Leufú casi San Martín, en el barrio Huiliches, atrás de la terminal de ómnibus.

El policía salió a realizar ejercicios ayer a la tarde y un delincuente, aprovechando que no había nadie en la casa, ingresó y le robó. Entre las cosas que se llevó estaba el arma reglamentaria y un equipo de música.

No bien advirtió la situación, radicó la denuncia del caso.

Ya la atienden los psicólogos

El traumático episodio que debió enfrentar la agente de policía: fue sorprendida por un delincuente en su casa, que es el lugar al que uno interpreta como seguro; estuvo bajo amenaza de muerte y se salvó disparando el arma reglamentaria.

Todo esto derivó en una atención psicológica. De acuerdo con lo que pudo averiguar este medio, la joven fue derivada al gabinete psicológico y se le dieron unos días de descanso para que pueda procesar el traumático episodio. En breve se reincorporará a sus tareas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído