Se pelearon con la Policía afuera de un boliche y después destrozaron la guardia del hospital

Todo comenzó alrededor de las 4 de la mañana adentro del boliche Steel, en la primera rotonda de Centenario.

Piñas, balas de goma, policías apedreados, médicos y enfermeros lesionados y la guardia del hospital de Centenario destrozada por dos jóvenes. A la madrugada del domingo le sobró violencia y le faltó Justicia: nadie terminó preso por el desmadre.

Todo comenzó alrededor de las 4 de la mañana adentro del boliche Steel, en la primera rotonda de Centenario. Allí, dos jóvenes comenzaron una pelea en la que intervinieron dos efectivos policiales que estaban haciendo adicionales. La situación se trasladó afuera del local, sobre la calle y frente a la estación de servicio, y se descontroló.

Julio Arraín, coordinador de la Dirección de Seguridad de la Policía, explicó a LM Neuquén que los efectivos comenzaron a ser agredidos por otros jóvenes que se unieron a la pelea y pidieron la ayuda de los "patovicas" de Steel, que también se vieron desbordados por la situación. Hubo piedrazos y ladrillazos contra los policías, que pidieron refuerzos en forma desesperada, temiendo ser linchados por los jóvenes.

"Intervino una patrulla de la Comisaría Quinta que quiso disuadir la pelea con disparos al aire, pero no hubo caso. La pelea se sobredimensionó y los efectivos tuvieron que disparar postas de goma para terminar con la violencia", detalló Arraín.

Llegaron otros dos móviles policiales y el operativo terminó con la detención de cinco jóvenes mayores de edad, entre ellos una chica y su hermano, que según indicó el comisario "estaban exaltados por la ingesta de alcohol y tal vez otros estupefacientes, y eran los más violentos".

Embed

Los incidentes se trasladaron al hospital

Los dos hermanos fueron llevados al hospital para ser atendidos por las heridas de bala de goma. "Quedaron en observación en la Guardia, especialmente por la exaltación que tenían, y el personal médico tuvo que contenerlos con tranquilizantes", dijo Arraín, que agregó que mientras tanto la familia de los dos jóvenes se agolpó en las puertas del centro de Salud con intenciones de sacarlos a la fuerza y evitar una eventual detención.

"Esta gente es conocida en Centenario y cuando llegaron al hospital mostraron su descontento. Como se trata de dos jóvenes conocidos e identificables, la Fiscalía que intervino les sacó la custodia policial para evitar que los familiares empeoren la situación creyendo que los íbamos a detener", afirmó el comisario.

En ese momento la familia de los jóvenes decidió volver a sus casas, pero el hecho de sacarles la consigna policial trajo consecuencias. "En horas de la tarde los médicos de la Guardia le dieron el alta a los dos hermanos, que por motivos que desconocemos comenzaron a destrozar todo y agredieron a un médico y a una enfermera antes de irse por sus propios medios", dijo Arraín.

Después de toda la violenta situación, con destrozos en la Guardia, la policía lejos del lugar y los jóvenes en sus casas; llegó un hombre al hospital con su hijo menor de edad heridos con bala de goma.

"Evidentemente el menor estaba en medio de la pelea y resultó ser primo de dos de los hermanos. Su padre parece que no sabía que el chico había estado en el boliche y cuando vio las heridas de su hijo lo llevó enseguida al hospital", relató Arraín.

Finalmente, el padre del chico radicó una denuncia en la Comisaría Primera en contra del personal policial que participó del operativo afuera del boliche. "Esto originó una investigación interna de rigor, como suele suceder cada vez que se realizan este tipo de denuncias", aseveró el comisario.

Los efectivos fueron atendidos en el mismo hospital que sufrió los destrozos y estarán unos días de licencia hasta que les den el alta por las agresiones que sufrieron.

LEÉ MÁS

Le quisieron robar la moto a un policía y le pegaron dos balazos

Demoraron a un joven por error luego de una pelea entre bandas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído