El clima en Neuquén

icon
18° Temp
52% Hum
La Mañana Anuario 2022

Selección Argentina: la consolidación ante las potencias europeas y la gloria máxima en Qatar

Un 2022 inmejorable para la Albiceleste que, tras romper la sequía de 28 años sin títulos en el Maracaná, tocó el cielo con las manos.

Tras el fracaso en el Mundial de Rusia 2018 y el fin de una generación que acostumbró a poner a la Selección Argentina en los primeros planos del mundo del fútbol, pocos podían imaginarse lo que estaba por venir. En tan solo un año y medio, la Albiceleste conquistó la Copa América, la Finalissima y la Copa del Mundo. Lionel Messi se convirtió, le guste a quien le guste, en el mejor jugador de todos los tiempos y, con la figura de Lionel Scaloni y su cuerpo técnico, el futuro del combinado nacional se encuentra en muy buenas manos.

Luego de romper la sequía de 28 años sin títulos ante Brasil en el Maracaná, el 10 de julio de 2021, nació un hit que se convirtió en un grito de guerra para todos los fanáticos de la selección: "Muchaaaachos, ahora nos volvimos a ilusionar". Casi de un día para el otro, el 2022 pasó a ser uno de los años más esperados por todo el pueblo argentino.

Te puede interesar...

El año comenzó con tres triunfos al hilo ante Chile, Colombia y Venezuela por Eliminatorias Sudamericanas, más un empate ante Ecuador en Guayaquil, en lo que significó el cierre de la clasificatoria para el Mundial de Qatar 2022. La siguiente parada sería nada más y nada menos que la Finalissima ante Italia, campeona de la última Eurocopa, que sorpresivamente se había quedado sin Mundial tras caer por 1-0 ante Macedonia del Norte en el repechaje europeo.

Llegó el mes de junio y los dirigidos por Lionel Scaloni tenían la posibilidad de ratificar su gran momento ante una potencia europea. En Wembley casi no hubo partido. La Albiceleste borró a la Azzurra desde el minuto cero y goleó 3-0 con goles de Lautaro Martínez, Ángel Di María y Paulo Dybala, quedándose con la Copa de Campeones Conmebol-UEFA y alimentando aún más la ilusión de todos los hinchas argentinos. Messi, quien hasta hace un año no había podido conseguir ningún título con la Mayor, conseguía su segunda estrella.

argentina finalissima.jpg

El inicio de la temporada 2022/23 sería un momento sumamente clave para la Selección Argentina, aunque muy pocos lo sabían en aquel momento. Julián Álvarez y Enzo Fernández, las dos principales figuras que tenía River hasta el momento, emigrarían a Europa y terminarían de explotar para ganarse un lugar en la consideración de Lionel Scaloni. La Araña, quien ya venía siendo parte del proceso, no tardó en adaptarse al fútbol inglés y tuvo más protagonismo de lo esperado en el Manchester City. Por su parte, el volante de 21 años fichó por el Benfica de Portugal y rápidamente se convirtió en uno de los grandes pilares del equipo, lo que le valió su primera convocatoria al combinado nacional. Ambos terminarían siendo piezas claves en Qatar.

En los Estados Unidos, la Albiceleste jugó ante Honduras y Jamaica sus últimos amistosos previos al inicio de la Copa del Mundo, los cuales sirvieron para terminar de definir la lista de 26 jugadores que viajarían a tierras qataríes.

El 30 de octubre llegaría el primer gran dolor de cabeza para Scaloni. Jugando para el Villarreal ante Athletic de Bilbao, Giovani Lo Celso, titular indiscutido en el seleccionado nacional, sufrió el desprendimiento del bíceps femoral de su pierna derecha, lo que lo obligó a pasar por el quirófano y, por ende, quedar afuera del Mundial.

giovani lo celso.jpg

Y como si la pérdida de Lo Celso fuese poco, luego del amistoso que jugaron Argentina y Emiratos Árabes Unidos en Abu Dhabi, a menos de una semana para el inicio de la Copa del Mundo y con la nómina ya definida, Nicolás González y Joaquín Correa fueron desafectados de la concentración por no encontrarse al 100% físicamente. Por ellos ingresaron Ángel Correa y Thiago Almada.

Finalmente, llegaría el tan esperado 22 de noviembre para todos los argentinos. La Albiceleste debutaba en el Mundial de Qatar 2022 ante Arabia Saudita, el rival más débil del Grupo C que también integraban México y Polonia. Ante todo pronóstico, el combinado nacional caería 2-1 y cortaría su racha de 36 partidos sin conocer la derrota. En aquel momento, por la cabeza de los argentinos pasó de todo. Sin embargo, rápidamente llegarían las palabras de Messi para ponerle paños fríos a la situación: "Que la gente confíe. No los vamos a dejar tirados".

Y el rosarino tuvo razón. La Argentina no solo demostró que juega muy bien al fútbol, sino que también dio una enorme prueba de carácter durante toda la Copa del Mundo. El camino a la final no fue nada fácil: se sufrió ante Australia y Países Bajos. A comparación de los partidos anteriores, la semifinal frente a Croacia pareció un trámite. Sin embargo, golear y borrar a tu rival de la cancha en una semifinal mundialista no es algo que se consigue todos los días.

argentina 2022.jpg

En la final, nada más y nada menos que el último campeón: Francia. Ocho años después de aquella definición ante Alemania en el Maracaná, Messi tenía la posibilidad de conseguir su máximo sueño y consolidarse como el mejor futbolista de la historia.

Durante 80 minutos fue un monólogo de Argentina. La Pulga y Ángel Di María habían adelantado a la Albiceleste en el primer tiempo y parecía que el asunto se resolvía en los 90'. Sin embargo, como en casi toda la Copa del Mundo, había que sufrir. En una ráfaga, Kylian Mbappé igualó el marcador y mandó el asunto al tiempo suplementario.

Una vez más, los dirigidos por Lionel Scaloni se pondrían en ventaja con un gol de Leo, pero poco duraría la alegría. Mbappé puso el 3-3 de penal y, una vez más, el combinado nacional tuvo que dar una muestra de carácter en los penales. Pero antes, Emiliano Martínez se metería media copa en el bolsillo con su fenomenal atajada a Randal Kolo Muani.

Dibu le atajó a Coman, Tchouaméni la tiró afuera y Gonzalo Montiel la puso en el palo derecho de Hugo Lloris para darle a la Argentina la tercera estrella de su historia. De esta manera, "La Scaloneta", que nació casi sin querer tras el Mundial de Rusia 2018, pasó a formar parte de las páginas más doradas del fútbol argentino.

argentina campeon.jpg

En tan solo 18 meses, el "joven inexperimentado" Lionel Scaloni le ganó la final de la Copa América 2021 al campeón defensor, Brasil; la Finalissima a Italia, ganador de la Eurocopa; y la definición de Qatar 2022 a Francia, el último seleccionado que había alzado la Copa del Mundo.

El saldo termina siendo sumamente positivo, y no solo por los tres campeonatos obtenidos. Tanto Lionel Messi como Ángel Di María, los dos principales exponentes de la vieja generación, anunciaron que continuarán en la selección por un tiempo más, ya que quieren representar al país como "campeones del mundo". Además, quedó conformado un equipo plagado de jovenes como Enzo Fernández, Julián Álvarez, Alexis Mac Allister, Cristian Romero y Lisandro Martínez, entre otros, que prometen seguir compitiendo al máximo nivel internacional. Todo redondo.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario