"Siempre la cuidé de todo y el lobo estaba en mi casa"

Lo dijo la mamá de una nena a la que le practicaron un aborto tras una violación.

Agustina Benatti - policales@lmneuquen.com.ar

“Él mostraba un perfil bajo y al final era un monstruo. Siempre la cuidé del afuera, no era una nena que andaba en la calle o con gente desconocida. Nunca pensé que el verdadero lobo feroz estaba en mi casa, con nosotras”, confió una mujer que denunció a su ex pareja por haber abusado durante cuatro años de su hija de 12 años. El hombre fue condenado a 23 años de prisión, pero está libre hasta que la condena quede firme.

Hasta agosto del 2018, Viviana –cuyo nombre fue ficcionalizado– llevaba una vida normal junto a sus cuatro hijas y su pareja en Bajada del Agrio. “Me junté con él cuando mi hija tenía 2 años, me ayudó a criarla y tenían un lazo de padre e hija. Después tuvimos otras tres nenas juntos”, relató la mujer, quien no se imaginaba que a partir del 13 de agosto se develaría el calvario que vivió su hija mayor, quien quedó embarazada tras sufrir una violación por parte de su padrastro.

Te puede interesar...

Ese día, Viviana la llevó a una clínica en Zapala por una fuerte descompostura que la pequeña tenía hacía varias semanas. “La vio una pediatra, la examinó e indicó que le hiciéramos análisis y una ecografía. La doctora después me contó que intuía que podía estar embarazada pero necesitaba pruebas. Como ya era tarde, tuvimos que volver a la mañana siguiente”, contó Viviana.

“Cuando le hicieron la ecografía, el médico confirmó el embarazo de nueve semanas. Me quedé helada. Le pregunté a mi nena quién había sido y ella llorando me decía ‘fue el papi’. En ese momento se me vino el mundo abajo, no sabía qué hacer”, aseguró la mujer, quien inmediatamente se dirigió a la fiscalía a radicar la denuncia. A raíz de la consulta médica, su pequeña hija le contó que los aberrantes abusos habían comenzado en 2014, cuando ella tenía 8 años.

Al igual que sucede en la mayoría de los casos de abuso sexual intrafamiliar, el hombre aprovechaba los momentos en que se encontraba cuidando a la nena para cometer los abusos, y la tenía amenazada a cambio de su silencio.

“Le había dicho que si ella contaba algo iba a matarme a mí y se iba a ahorcar. Después de que me contó, recordé que él siempre la tenía muy vigilada”, explicó la mujer.

En medio del shock que provocó la develación de los abusos, las autoridades médicas les explicaron a ambas que por ley podía acceder a una interrupción voluntaria del embarazo (ILE). “

“Fue muy difícil, sabía que al ser un caso de violación estaba contemplado. Llamé al pastor de mi iglesia para recibir un consejo, porque la vida de mi hija estaba en riesgo. Él me dijo que tomara la decisión que sea más correcta para la nena”, relató Viviana, y agregó: “Hubiese preferido nunca tener que atravesar esta situación, pero lo único que pensaba era en su salud. Antes trataba de no meterme en los debates sobre el aborto, pero hay que vivirlo. Cuando es tu hija la que está en esta situación, hay que tomar decisiones”.

A diferencia de otros puntos del país, en este caso la intervención se realizó 48 horas después de la denuncia y se resguardó la integridad de la niña.

“En los días que estuvo internada la veía jugar y no podía creer lo que le habían hecho a mi bebé”, sostuvo la mujer, quien varios meses después se tuvo que mudar junto con sus hijas siendo su único sostén económico, ya que el hombre volvió a vivir en el pueblo. Luego, la Justicia logró llevarlo al banquillo de los acusados y en mayo fue condenado.

“Se hace muy difícil porque ya pasó casi un año, lo condenaron pero sigue libre. Realmente vamos a tener paz cuando esté preso, porque vivimos atemorizadas. La impotencia es saber que la tenía en mi casa y no la podía ayudar. Tan cerca que estuve y no pude”, aseguró Viviana, quien con ayuda de psicólogas entendió que las víctimas de la situación fueron ellas y que el único culpable es su ex pareja, que continúa en libertad.

Cuatro: Fueron los años que duró el calvario que sufrió la pequeña, desde los 8 a los 12 años.

p28-f02-poli(SCE_ID=330518).jpg

Condena ejemplar: 23 años de prisión

Este caso fue uno de los siete juicios por abuso sexual realizados bajo la modalidad de juicio por jurados en la provincia. En abril, el jurado lo declaró culpable y un mes después le impusieron 23 años de prisión; sin embargo, sigue en libertad hasta que la condena quede firme

El juicio comenzó el 3 de abril de este año en Zapala, donde 12 ciudadanos conformaron el jurado popular. La fiscal Laura Pizzipaulo lo acusó por el delito de abuso sexual simple agravado por la convivencia preexistente en modalidad continuada, y abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia, también en modalidad continuada.

Entre las principales pruebas contra el hombre se encontraban la Cámara Gesell que le hicieron a la pequeña, las pericias forenses y el ADN realizado tras la interrupción del embarazo que confirmó la paternidad del acusado.

Por unanimidad, el jurado lo halló culpable de los reiterados abusos y un mes después se conoció el veredicto de la jueza Leticia Lorenzo, quien le impuso 23 años de prisión efectiva. Entre las consideraciones que tuvo la magistrada para determinar la pena, se valoró que hubo aspectos duros relacionados con la interrupción voluntaria del embarazo (ILE) a la que accedió la niña, por el accionar de los abusos y el contexto de vulnerabilidad en el que se dieron los hechos.

Un mes después del fallo, el hombre continúa en libertad con la posibilidad de impugnarlo y seguir con las instancias legales hasta que quede firme la condena.

¿Dónde se puede denunciar?

Desde el 2016 existe una línea nacional gratuita (0800-2221717) donde se puede denunciar o solicitar asesoramiento para casos de abuso sexual infantil. además, se puede denunciar en cualquier comisaría y en fiscalía.

Un calvario que comenzó en 2014

14/8/18 Se radica la denuncia

Ese día, su mamá hizo la denuncia y la nena contó que los abusos comenzaron en 2014.

3/4/19 Comienza el juicio

Por la escala penal esperada, se realizó en zapala un juicio por jurados, que encontró al hombre culpable de los abusos.

14/5/19 Le imponen 23 años

Casi un mes después, el hombre fue condenado a 23 años de prisión por abuso sexual simple y abuso sexual con acceso carnal.

LEÉ MÁS

Conmoción en Las Ovejas: intentó violar a una mujer de 70 años en plena vía pública

Chequearán con las cámaras de seguridad si hubo un intento de secuestro de dos chicas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído