Siguen libres los condenados por el crimen del Pago Fácil

Nelson Painemilla y Cintia Cides -pareja de un policía que se suicidó cercado por la investigación- tienen que cumplir 10 y 4 años de cárcel.

zapala.- El policía Sergio Acuña, asesinado en abril de 2010 durante un asalto a un Pago Fácil de Zapala, no descansa en paz. Las dos personas condenadas por el crimen todavía no comienzan a cumplir condena.

El ex policía Nelson Painemilla y Cintia Cides, pareja de Víctor Pérez -otro policía que participó del robo-, están condenados desde mayo de 2015 a 10 y 4 años de prisión por el delito de partícipes necesarios en el crimen de Acuña.

La defensa de Painemilla y Cides presentó una serie de impugnaciones que fueron rechazadas en todas sus instancias. Lo último fue un recurso de impugnación extraordinario ante el Tribunal Superior de Justicia para llegar a la Corte Suprema.

El TSJ lo rechazó y desde entonces la fiscal del caso, Sandra González Taboada, viene solicitando una audiencia de ejecución de pena. Pero el defensor recusó a la jueza de ejecución Alicia Rodríguez para seguir ganando tiempo. Mientras tanto, ambos condenados siguen en libertad mientras la familia de Acuña continúa reclamando justicia.

“Los defensores han presentado todos los recursos posibles que existen en esta provincia, que parecen ser infinitos”, dijo a LM Neuquén muy molesta una fuente judicial del caso.

El crimen de Acuña ocurrió el 13 de abril de 2010 en la mutual Antú Nehuén, donde cumplía adicionales custodiando el Pago Fácil. El policía Víctor Pérez fue quien lo mató para alzarse con unos 30 mil pesos. Luego, cercado, se suicidó delante de sus compañeros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído