Sin piedad: prendió fuego y mató a un perro de 6 meses

Ocurrió en Mendoza. Al autor lo imputaron por crueldad animal.

Mendoza.- La insólita decisión de un vecino de Guaymallén, Mendoza, de quemar un perro de seis meses en la puerta de su casa -hecho que indignó a la ciudad y casi provoca una suerte de pueblada- terminó ayer con la detención del responsable del ataque, a quien imputaron por crueldad animal establecida en la Ley Sarmiento.

La Policía logró encontrar ayer y detener a Ricardo Manson, el hombre que prendió fuego al perro que agonizó hasta morir en Guaymallén, y lo trasladó a la penitenciaría de Boulogne Sur Mer.

Los abogados querellantes de la Sociedad Mendocina Protectora de Animales, Sergio Carreño y Ulises Morales, habían presentado el jueves un escrito ante la Justicia para exigir que Manson quedara detenido.

El hombre había sido declarado "peligroso para sí y para terceros", luego de una pericia solicitada por la misma ONG.

2 años podría ser la pena para el agresor de Fueguito.

Varias asociaciones protectoras de animales de Mendoza se movilizaron para que la Justicia actúe rápidamente para esclarecer el ataque que sufrió el perrito de Guaymallén.

Este resultado llevó a la Justicia a exigir que Manson se presentara todos los meses en el hospital psiquiátrico El Sauce y semanalmente en la Justicia. Pero esto conllevaba cumplir con un domicilio cierto donde el imputado pudiera ser notificado y encontrado.

El perrito, apodado Fueguito, tenía más del 60% del cuerpo quemado y estaba deshidratado.
"Lamentablemente, sufrió un paro y no logró sobrevivir", dijo Eliana Rainieri, la veterinaria que asistió al cachorro tras la agresión.

Lo llamaban Fueguito y era la mascota de un barrio. No pudieron salvarlo de las quemaduras.

"Hicimos todo lo posible por reanimarlo, pero perdió mucha piel y fue imposible recuperarlo", se lamentó la mujer, quien agradeció a los vecinos que lo rescataron y colaboraron para que pudiera vivir.
El perrito era callejero, no tenía dueño. Sin embargo, los vecinos del lugar lo alimentaban y le daban cariño. Pero un día el animal se refugió en el acceso de la vivienda de Manson, quien, inexplicablemente, luego de rociarlo con combustible lo prendió fuego.

La mascota fue socorrida rápidamente, aunque fueron inútiles todos los intentos por mantenerlo con vida.

Entre tanto, los vecinos de Guaymallén hicieron varias movilizaciones de protesta y escraches en la vivienda de Manson, indignados por su actitud.

Respecto de la situación de Manson, los vecinos reclamaron que se apliquen las sanciones previstas en la legislación.

El futuro procesal de quien los vecinos responsabilizan por la agresión a la mascota quedará definido en las próximas horas, ocasión en la que se informarán los pasos a seguir.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído