¿Sin presentador?

Kevin Hart renunció después de sus tuits homofóbicos. Por primera vez en tres décadas, los premios Oscar no tendrán un maestro de ceremonias.

Los ángeles. La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas ha decidido no contar con presentador en la 91ª ceremonia de los Premios Oscar, que se celebrará el 24 de febrero en el Dolby Theatre de Hollywood.

Después de la polémica renuncia del comediante Kevin Hart, la Academia de Hollywood prescindirá del rol específico de maestro de ceremonias, y serán las diferentes estrellas que vayan pasando por el escenario las que asumirán sus funciones. Según informó Variety, tras semanas buscando sin éxito un sustituto para Hart, que renunció a presentar la gala al salir a la luz unos tuits y chistes homofóbicos que hizo hace años, parece que, finalmente, la Academia optará por no contar con un anfitrión para la ceremonia por primera vez en tres décadas.

Te puede interesar...

El actor, que hasta el último fin de semana parecía indeciso respecto de la posibilidad de ser el anfitrión de la próxima entrega de los máximos galardones del séptimo arte, con Ellen DeGeneres que lo instó a hacerlo, echó por tierra definitivamente esa posibilidad.

“Lo superé”, dijo Hart entrevistado en el programa Good Morning America (GMA). “No hay más conversación al respecto. Ya superé eso, superé el momento”, aseguró.

24 de febrero será la entrega de los Oscar y varias estrellas deberán cumplir el rol de presentador.

Disculpas

El lunes el actor se disculpó formalmente de nuevo con la comunidad LGBTQ en su programa de SiriusXM, Straight from The Hart. “Una vez más, Kevin Hart se disculpa por sus comentarios que lastimaron a los miembros de la comunidad LGBTQ. Me disculpo”, dijo en su programa. “Pensamos que estaba bien hablar así, porque así es como hablamos el uno con el otro”, acotó.

El actor de Virgen a los 40, Scary Movie 3 y Death at a Funeral se mostró apesadumbrado por la posibilidad perdida, luego de que cientos de usuarios recordaron en Twitter los chistes que Hart había hecho hace años en contra de los homosexuales.

La última vez que los premios no contaron con un maestro de ceremonias fue en 1989. La 61ª gala arrancó con un número musical humorístico protagonizado por el actor estadounidense Rob Lowe y Blancanieves.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído