Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en cero y par (2, 4, 6, 8)

LMNeuquen Trabajo

Soñaba con un futuro en Neuquén y el coronavirus echó todo a perder

Romina llegó desde San Juan el pasado 7 de marzo, junto a sus 3 hijos y su madre, con la intención de obtener un puesto laboral, pero la pandemia arruinó todo.

Por Yamila Rodríguez - rodriguezy@lmneuquén.com.ar

Romina (37), una madre soltera oriunda de San Juan, viajó más de 900 kilómetros, con el objetivo de ver si el boom de Vaca Muerta le permitía conseguir un trabajo con el que pudiera mantener a sus tres hijos. Sin embargo, el aislamiento social, preventivo y obligatorio la dejó sin ningún tipo de oportunidades.

Te puede interesar...

Para empeorar la situación de la mujer, llegó a Neuquén acompañada de su madre de 61 años, quien padece diabetes –es paciente de riesgo-, y es ella la más desesperada por regresar a su hogar.

No es ninguna novedad que muchos argentinos desean instalarse en Neuquén debido a la gran demanda de mano obra que aquí se requiere. Es que teniendo en cuenta la actividad petrolera de la Provincia, como así también otros grandes negocios: el inmobiliario o la construcción, en la capital se encuentran instaladas muchas sedes de grandes empresas.

En el caso de Romina, quien llegó el pasado 7 de marzo junto a sus tres hijos (una niña de 10 años y gemelos de 3) y su madre, ella ya tenía planeado ser franquera en la Estación Terminal de Colectivos de Neuquén (ETON), con posibilidades de ayudar en el sector administración de una de las compañías que operan allí.

Para esa fecha, en el país se registraba la primera muerte por COVID-19 y ascendía a 30 la cifra de infectados, pero aún no se hablaba de ninguna medida por parte del gobierno. Exactamente una semana después, y buscando que el sistema de salud no se sature al igual que en países como Italia o España, el gobierno nacional dispuso, primero la suspensión de clases y luego la cuarentena en todo el país, y con ello, la prohibición del traslado interprovincial.

De esta forma, la terminal de colectivos dejó de operar (actualmente se iniciaron los traslados de ciudadanos varados hacia sus lugares de origen, como así también la recepción de neuquinos que habían quedado en otras provincias), por lo que ya no hubo chances de comenzar a trabajar para Romina.

“Entregué mi curriculum en varias empresas e iba a empezar a cubrir francos, y algunos días iba a ayudar en la administración”, explicó la mujer sobre el trabajo en el que estaba a punto de iniciar. Pese a la gran decepción, ya que invirtió todos sus ahorros para venir a Neuquén en busca de un futuro mejor, desde la empresa tuvieron el gesto de confirmarle que la estarían esperando una vez que todo esto termine.

Romina-y-su-familia.jpg
La mamá de Romina es diabética y casi no tiene medicación

La mamá de Romina es diabética y casi no tiene medicación

Anticipándose a los cuestionamientos, Romina aseguró que se trasladó hasta Neuquén sin creer que con el avance del coronavirus se desprendería el aislamiento. “Si sabía que iba a pasar lo de la pandemia no me venía ni hacía este semejante gastos. Hice una gran inversión para venir. Todo fue para buscar un futuro mejor para mis hijos”, relató y agregó: “No alcancé a sacar de la terminal la mayoría de los bultos que traje desde San Juan. Mis nenes tienen muy poca ropa a disposición por eso”.

Romina detalló que arregló su llegada a Neuquén con una tía –incluso su familiar le gestionó la inscripción al colegio de la niña- y desde que se dispuso el aislamiento, están en su casa.

La gran desesperación de la mujer se centra en su madre, de 61 años, quien es diabética y por ende, también paciente de riesgo. La abuela de los pequeños había decidido viajar con Romina para ayudar a organizarse durante las primeras semanas, y luego retornaría a su hogar. “Ella llora todos los días. Quiere estar en su casa. Para colmo se le está terminando la medicación”, exclamó la mujer.

Con todo esto, Romina, sus hijos y su madre, están decididos a retornar a su provincia natal, pero reclaman la ayuda del gobierno. “Decidimos volvernos todos si acá no se consigue trabajo. Prefiero estar con mi familia, haciendo la cuarentena en San Juan, en nuestra casa”, comentó y agregó que no tramitaron el permiso para circular que se lanzó hace pocos días, porque no poseen un auto para movilizarse.

Por último, la mujer reveló que su sueño es vivir en Neuquén, pero por el momento tendrá que esperar. “Antes, estuve 10 años en Neuquén. Volví a San Juan a formar mi familia, pero luego me separé y con los años siempre me prometí volver. Acá siempre tuve más posibilidades de trabajo que en mi provincia. Es triste pero real. Intentaré buscar trabajo en San Juan y quizás algún día pueda volver a aquí”.

LEÉ MÁS

Carnicera solidaria: repartió mil kilos de carne entre las familias más necesitadas

Los infractores al aislamiento deberán hacer donaciones a Salud

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario