Todas las miradas se posaron en Tévez y en Alfaro

Boca volvió al trabajo tras el empate ante River y la suplencia del 10 en el Superclásico es el tema.

Gustavo Alfaro no pudo haber obviado la trascendencia que tendría el hecho de sentar a Carlos Tevez en el Monumental para que sean titulares Jan Hurtado y Soldano en el ataque.

El técnico apostó fuerte en su salida para el Superclásico contra River del certamen local, previo a las semifinales de la Copa Libertadores de América.

Te puede interesar...

Minutos después del 0 a 0 el punto de discusión fue el esquema empleado, con un solo punta definido, pero en la previa y en los días posteriores pasó a ser el evidente mal humor del 10 por haber dejado de ser la bandera a la que se aferró el ex DT de Huracán cuando puso un pie en La Bombonera.

Se habla de un próximo encuentro personal entre los protagonistas. Para la salud del plantel, el Mundo Boca casi que lo pide a gritos, pero por el momento los actores se muestran abocados al trabajo y se dejan ver distantes ante el público.

Ayer fue el día de retorno a los entrenamientos para Boca. Sin los seleccionados del Xeneize por la fecha FIFA, ese vestuario plagado de figuras no da respiro y entonces las cámaras enfocaron cada gesto, cada acción de uno y otro lado.

Tevez optó por el silencio y por entrenarse con todo. Se lo vio muy tivo junto a los nombres que no vieron acción o apenas tocaron el verde césped de Núñez.

Alfaro se calzó una gorra. Caminó la cancha auxiliar de Cancha Amarilla, pero casi no dio indicaciones. Vio todos los trabajos planificados, pero casi no observó ninguno. La procesión va por dentro, consciente de todo lo que se dice de él de La Boca para afuera.

A un mes del primer choque en el Monumental, pero ahora por la Copa, imaginar a Tevez desde el arranque ante las recuperaciones de Mauro Zárate, Rafael Salvio y Ramón Ábila es un discurso que nadie cree.

¿Qué hará Alfaro? ¿Cuál será la actitud de Tevez? La respuesta solamente puede tenerla el conductor del grupo, pero está claro que este primer cruce ante el eterno rival dejará secuelas.

Debido a los compromisos de las selecciones, el próximo partido oficial de Boca será el 15 de septiembre como local ante Estudiantes de La Plata. Tiempo para provocar la charla mano a mano habrá de sobra, por lo que en caso de no concretarse esa también será una decisión de peso por parte del entrenador Xeneize.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído