Un ferretero de 88 años asesinó a un delincuente

Le produjo los cortes fatales con el propio cuchillo del ladrón.

Buenos aires. Cansado de la inseguridad, un ferretero, de 88 años, se resistió a un asalto y con un cuchillo mató al ladrón, de 28. Tras el crimen, detuvieron a la novia del fallecido como cómplice del intento de robo.

El hecho ocurrió ayer por la mañana en una ferretería situada en San Fernando, al norte del Gran Buenos Aires. Allí, en su propiedad, Juan Bautista Blanco denunció que fue abordado por un delincuente. Según las fuentes policiales, el asaltante amenazó al ferretero con un cuchillo y, al intentar reducirlo, este se resistió y se trabaron en lucha. En medio del forcejeo, el ferretero le aplicó al delincuente un corte en el tórax y otro en el cuello, que le provocaron la muerte casi en el acto. Según comentó la hija del anciano, el criminal ya había asaltado una vez el negocio aunque no se realizó la denuncia correspondiente.

Te puede interesar...

Cuando los agentes de la comisaría Primera de San Fernando arribaron al lugar alertados de lo ocurrido, hallaron muerto al sospechoso, identificado como Cristian Tomás Pirola. El delincuente ya tenía antecedentes: había sido detenido justamente por un robo con arma blanca en noviembre de 2012, hecho por el cual fue condenado a 5 años y medio de prisión. Aunque debía estar preso hasta marzo de 2018, la libertad condicional lo dejó en las calles desde octubre de 2016.

Minutos más tarde del incidente que le quitó la vida al ladrón, fue arrestada su presunta cómplice, una mujer de apellido González, quien había actuado como campana en el robo.

El hecho es investigado por personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de San Fernando en turno en el Departamento Judicial San Isidro, a cargo de Alejandro Musso.

“Lamento mucho la muerte del asaltante, pero era mi padre o él”. Mirta. Hija del ferretero

Lo torturaron y murió en su casa

En su casa de la localidad bonaerense de Bernal, un hombre, de 51 años, falleció luego de ser torturado por una banda de ladrones que lo golpearon y lo asfixiaron con toallones alrededor del cuello y con agua para que les revelara dónde guardaba un maletín con dinero.

El hecho ocurrió el domingo entre las 23 y la 1 de la madrugada en el partido de Quilmes. Allí, entre cuatro y cinco delincuentes ingresaron a una vivienda exigiéndole al dueño, identificado como Abel Leonardo Espósito, la entrega de un maletín.

Según relató luego a la Policía la casera de la vivienda que vive en un quincho situado en la parte posterior de la propiedad, el hombre, dueño de una empresa, murió de un infarto que fue provocado por las torturas de los malvivientes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído