Una madre desesperada encadenó a su hijo para que no consumiera paco

Fue en Tucumán. El adolescente llegó a vender las pertenencias de su familia para comprar más droga. Ahora está en rehabilitación.

Una madre tucumana desesperada por el estado de salud de su hijo de 14 años llegó al extremo de encadenarlo para evitar que siguiera consumiendo paco.

"Llegué a pensar que prefería que esté encadenado y no muerto en la calle. Le daba la comida y todo lo demás ahí, y él estaba mal y lloraba; obvio que me siento mal por lo que hice", relató Miriam al programa Periodismo para Todos, que se emite por canal 13.

Antes de llegar a esa determinación, Miriam reveló por todo lo que tuvo que pasar y cómo fue la transformación de su hijo. Dijo que dejó la escuela, que tiene todos los dedos quemados y erupciones en la piel, y que llegó a vender su ropa, la de sus hermanos y los electrodomésticos de la casa para comprar dosis de paco.

Miriam, que también tuvo que colocar rejas en la habitación de su hijo para evitar que se escape y que la respuesta siempre era la misma: "Mamá no puedo, no puedo, es más fuerte que yo". Actualmente, el adoescente está internado en una clínica de rehabilitación en la provincia de Córdoba.

"El paco arruinó mi vida. Le pido al Presidente, o a alguien de arriba, que hagan algo por todos esos niños que están mal, no solo por mi hijo. No se puede hacer la vista gorda: esta es una problemática grandísima", se lamentó.

Fuente: Infobae

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído