Una mujer policía, baleada por su ex pareja en la calle

El hombre le sacó el arma reglamentaria y le efectuó cinco tiros.

Buenos aires. Una mujer, quien prestaba servicio en la policía comunal marplatense, fue asesinada a tiros con su propia arma reglamentaria por su ex pareja, quien ya está detenido.

El femicidio ocurrió este martes a las 6:30 en una parada de colectivos en el centro de Mar del Plata. Allí, Gisel Romina Varela, de 33 años, estaba aguardando cuando un hombre se bajó de un auto y empezó a discutir con ella. En un momento, el muchacho le arrebató el arma reglamentaria e hizo al menos cinco disparos, de los cuales dos impactaron en el chaleco antibalas de la víctima y los otros en el cuerpo. Los tiros le provocaron la muerte de manera instantánea

Te puede interesar...

A través de la patente del auto, se pudo determinar que el vehículo pertenecía a la ex pareja de la mujer, quien tenía una orden de restricción perimetral según la cual no podía acercarse a ella. El fiscal que investiga el crimen, Fernando Castro, relató que en la Justicia hay denuncias cruzadas entre sí de la pareja. En una de ellas, el ahora detenido por homicidio había denunciado a Varela por hurto. Castro señaló que a pesar de la restricción de acercamiento que pesaba sobre el hombre, ambos habían pasado las fiestas de Navidad y Año Nuevo juntos. “Tenían una relación conflictiva”, comentó el fiscal.

Tras el crimen, el asesino escapó a toda velocidad en el auto, un Toyota Etios color gris, pero fue detenido horas después en Miramar. La aprehensión del hombre se llevó a cabo en un operativo realizado por la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Según detallaron las fuentes de esa fuerza, el sujeto presentaba manchas de sangre en su ropa.

El fiscal Fernando Castro aseguró que el hecho se trata de un femicidio y que la ex pareja de la víctima empleó el arma reglamentaria de la efectivo para cometer el asesinato. “Las cámaras de seguridad de la ciudad muestran las escenas del hecho, al hombre bajándose del auto, discutiendo y apoderándose del arma de la víctima”, explicó.

A su vez, señaló que estaban tramitando una orden de requisa para allanar el domicilio y el auto del imputado para constatar si en alguno de esos lugares se encuentra la pistola usada en el crimen. “Estamos chequeando si él trabajaba en una empresa de caudales o de seguridad privada”, contó el fiscal sobre la investigación. Además, se les iba a tomar declaración a tres testigos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído