Una selfie con las cenizas de su hija

Se la sacó por el cumpleaños de la joven, que murió de sobredosis, y para mandarle un mensaje al dealer.

Estados Unidos

Tina Louden se sentó en la mesa de su cocina con un frasco rosado que llevaba inscripto un nombre y una fecha: Ashley N. Shannon, 15 de agosto de 1988 - 5 de julio de 2013. Se trata del nombre de su hija, la fecha en que nació y el día en que murió, y dentro están sus cenizas.

Después, tomó su celular y se sacó una selfie y la subió a Facebook junto a un duro mensaje. “Al dealer de drogas de mi hija: así es como paso el cumpleaños de ella ahora. ¿Cómo puedes vivir contigo mismo? Eso es todo lo que quiero saber. No suelo publicar fotos como esta, pero vamos a hacer que sea viral así todos los traficantes de drogas ven lo que están haciendo a nuestras familias”, escribió el día en que su hija cumpliría 28 años, y acertó. Su post se hizo viral: más de 250 mil personas lo compartieron.

Louden contó después que muchas familias e incluso adictos se contactaron con ella para solidarizarse. “Tal vez esto cambie a alguien. Vivimos este dolor cada cumpleaños, cada día de fiesta, ya no es lo mismo. Parte de nuestro corazón se fue”, aseguró la mujer. Su hija Ashley, que tenía dos hijas, comenzó primero con pastillas y terminó con heroína. Durante cinco años luchó por terminar con su adicción, pero no lo pudo conseguir y finalmente murió de sobredosis en julio de 2013.

24 años tenía la joven cuando falleció. Ashley cargaba con una pesada cruz: la adicción a la heroína. “Sé que mi hija tomó drogas, pero también considero responsables a los dealers: saben que venden veneno”, dijo la mamá.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído