Volverán a vender el agua mineral de Santo Tomás

En los primeros días de diciembre se reactivará la producción de la planta.

El agua mineral de Santo Tomás volverá al mercado en breve. Mientras su nuevo operador se prepara para volver a producir a principios de diciembre, la empresa logró la reinscripción en el Registro Nacional de Establecimientos de la planta de agua mineral de Santo Tomás, para la comercialización de agua mineral bajo la denominación de Barda Santo Tomás, a instancias de la disposición N° 1621/2018 de la dirección provincial de Calidad, Regulación y Fiscalización del ministerio de Salud de Neuquén.

La planta de agua mineral estaba paralizada y sin habilitación para comercializar el producto. La recuperación se produjo al pasar a manos de la empresa regional Depósito Chaparro SRL, dedicada al rubro alimenticio. Invirtió 10 millones de pesos en la restauración y reactivación, con la compra de equipamiento nuevo, la reconstrucción de las instalaciones, la resolución de los problemas financieros y la reincorporación del personal.

Te puede interesar...

Las novedades sobre la reapertura de la planta de agua mineral fueron reveladas este lunes, en coincidencia con la celebración de un nuevo aniversario de Santo Tomás.

Embed

El gobernador Omar Gutiérrez envió un mensaje a los habitantes de la localidad, en el que destacó el el esfuerzo conjunto de la intendenta Gladys Pavón y su equipo” para posibilitar la rehabilitación de la planta de agua mineral.

“En este momento que vive la Argentina no hay lugar para los embargos, las quiebras o los remates. Es imprescindible recuperar las actividades productivas y reponer la mano de obra y el empleo”, expresó Gutiérrez, tras remarcar el rol de su gobierno en los conflictos que paralizaron el matadero de Senillosa, la maderera MAM y la empresa Textil Neuquén.

El gobernador enfatizó “la firme convicción que los problemas se resuelven a través del trabajo, del diálogo y de la búsqueda de alternativas”.

--> Un empresario cipoleño la fundió

Los problemas comenzaron cuando un empresario, Néstor García, cerró la planta en la que envasaba el agua mineral debido a los graves problemas económicos que tenía en la embotelladora ubicada en la ciudad de Cipolletti. La consecuencia directa fue que 17 personas se quedaron sin trabajo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído