Volvió el Bi-rey: Boca logró la doble corona

Con goles de Lodeiro (penal) y Chávez, le ganó una final polémica a Central y obtuvo su tercera Copa Argentina.

Córdoba
Y sigue la fiesta... Boca se consagró campeón de la Copa Argentina frente a Rosario Central en una final signada por un grosero error arbitral. La victoria por 2 a 0 le quedó grande a un partido que se jugó con mucha intensidad, aunque sin situaciones claras de gol por parte de los dos equipos. El Xeneize logró así la doble corona (venía de obtener el torneo) y obtuvo por tercera vez este certamen.

Los goles llegaron en la segunda parte por medio de Nicolás Lodeiro, de penal a los 9, y lo terminó definiendo Chávez en el final del encuentro que se disputó ante 58 mil personas, en el Mario Alberto Kempes de Córdoba, bajo el pésimo arbitraje de Diego Ceballos.

De esta manera, el Xeneize alcanzó a Racing como el equipo más ganador de títulos nacionales sumando doce. Por su parte, el Canalla perdió su segunda final de manera consecutiva ya que en 2014 cayó ante Huracán.

Intensidad sin juego
El primer tiempo se jugó con mucha intensidad, aunque con poca claridad por parte de dos equipos que salieron a la cancha con la intención de proponer, a partir de la tenencia del balón. Sin embargo, los nervios por la final sumado a un campo de juego pesado por la lluvia que cayó en Córdoba no permitieron la elaboración fluida de juego.

En los primeros 15, Boca se mostró más incisivo, aunque sin llevar riesgo al arco de García. El Canalla, apoyado en el buen juego de Montoya y Cervi, más la presencia de sus delanteros comenzó a igualar el encuentro. Desde los 25, comenzaron a desbordar por ambas bandas mandando centros al área que fueron bien cortados por Orion. Así, los rosarinos, sin crear jugadas de peligro, empezaron a imponerse hasta que a los 37 llegó la primera polémica del partido cuando el primer asistente le anuló bien un gol por offside a Ruben. Cuando partió la pelota el que estaba adelantado era Larrondo, pero como quiso participar de la jugada, la misma quedó invalidada. La consecuencia fue la expulsión del Chacho Coudet y unos minutos finales calientes con dos equipos que buscaron, aunque sin ideas.

La polémica
La segunda mitad comenzó con la misma tónica de la primera parte, hasta que los 7, Ceballos cobró un penal inexistente por falta a Peruzzi. El lateral de Boca estaba afuera del área cuando recibió un roce de Ferrari. A partir de ese momento el trámite del encuentro cambió, y Central, obligado por las circunstancias, fue a buscar con todo lo que tenía. Los esfuerzos del Canalla fueron muchos, pero sin ideas. La única jugada de peligro fue un cabezazo de Ruben (en realidad conectó con la mano) que tapó muy bien Orion.

Los dirigidos por Arruabarrena, claramente cansados luego del festejo del campeonato, apostaron por la contra . La primera la tuvo Calleri que la terminó mal. La segunda fue para el ingresado Bentancur que no pudo definir.

Hasta que en el cierre una corrida por derecha de Meli terminó en un pase para Chávez que con un toque suave a la red metió el segundo para cerrar la fina, y abrir la locura del pueblo xeneize, que después de cuatro años, gritó campeón dos veces en apenas 72 horas. El mejor de todos, polémica al margen.


Neuquén azul y oro: otra vez festejos en el Monumento
Cientos de simpatizantes de Boca en esta capital fueron a festejar al Monumento el nuevo título del equipo del Vasco Arruabarrena, ahora en la Copa Argentina

Neuquén
Los hinchas de Boca siguen de fiesta en todo el país. Y Neuquén fue uno de los epicentros de las celebraciones. Como tres días antes, los fanas de Boca volvieron a salir a la calle a festejar. Se agruparon en el centro de la ciudad pasadas las 23 y desataron toda la algarabía por una nueva conquista. Gorro, bandera y vincha, dedicatorias al eterno rival, pirotecnia, bocinazos y el color típico de estas celebraciones, postales de la noche neuquina que otra vez se tiñó de azul y oro. Los festejos duraron hasta las primeras horas del jueves.

Tevez lo hizo...
El Apache sumó el título número 23 de una carrera importante. Volvió al club de sus amores para ser campeón y ya metió doblete en pocos meses. "Me sentía muy mal pero por suerte pude estar. Se habló mucho en la semana y hoy demostramos por qué somos los mejores de todos", tiró el ídolo.
¿Le quita tres jugadores?
Encima que le quitó el torneo de Primera División y la Copa Argentina, Boca podría sacarle algunos jugadores a Central. Es que, según trascendió, la entidad xeneize estaría interesada en tres canallas: el delantero Marco Ruben y los defensores Cristian Villagra y Javier Pinola.

Palermo elogió a Calleri
"Jonathan Calleri tiene un potencial y un futuro muy grande", dijo nada menos que el goleador histórico de Boca, Martín Palermo a Fox Sports. El atacante habló luego del partido de ayer: "La verdad que estoy muy feliz, es un premio al año y medio en el que está el Vasco. Me quedó con la humildad de este grupo, que tuvo personalidad en los momentos bravos".


Ceballos inventó un penal que desvirtuó el desarrollo
Córdoba
Antes de pitar el inicio, la TV mostró al árbitro Diego Ceballos rezando para concretar una buena labor. Sin embargo, el juez del encuentro tuvo un flojo desempeño, no estuvo a la altura de la final y terminó incidiendo en el resultado. Hubo dos grandes polémicas que se resolvieron en favor de Boca y en perjuicio de Central. En la primera de ellas, estuvo bien anulado un tanto de Ruben por offside de Larrondo, que intentó intervenir. El error más grave fue a los 9 del ST, cuando Ceballos cobró penal a Peruzzi, aunque la infracción fue afuera. Lodeiro lo cambió por gol. Por ello Central se le fue encima...

El que avisa no traiciona: el Vasco sacó a Pérez por otra amarilla
Córdoba
El Vasco se lo advirtió en la previa, pero ni así recapacitó Pablo Pérez. Cansado de las constantes tarjetas que recibe el volante, el técnico avisó en la previa que lo sacaría si volvía a hacerse amonestar. Sin embargo, no hubo caso. A los 8 minutos del primer tiempo, Pérez se hizo amonestar y, como había prometido, el entrenador lo sacó en el complemento. "Cuando llega la primera amarilla, él sabe que el cambio está hecho y sale en el segundo tiempo. Se pasa de rosca", había asegurado el entrenador xeneize. Y lo sacó a los 15 minutos del complemento. A Pérez no le gusto, pero el que avisa no traiciona.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído