Volvió la paz al municipio que fue sitiado en Tucumán

Tucumán
El municipio de Concepción, donde esta semana el intendente radical Roberto Sánchez quedó sitiado durante horas debido a una protesta, tomará a 110 de los 400 empleados que habían sido transferidos a la planta permanente por el gobierno anterior, y de esta manera se solucionó el conflicto que había originado un caos institucional.

Sánchez había dado de baja los pases a planta permanente decretados días antes de dejar el cargo por su antecesor, el alperovichista Osvaldo Morelli, lo que ocasionó una protesta con quema de cubiertas y bloqueo a los accesos a la sede municipal de la ciudad, ubicada en el sur de la provincia norteña.

Acercamiento
Tras un acercamiento de la administración provincial, que conduce el peronista Juan Manzur, Sánchez firmó ayer en la Casa de Gobierno, frente al vicegobernador, Osvaldo Jaldo (a cargo del Ejecutivo debido a que Manzur se encuentra en Buenos Aires), y otros funcionarios un acta en la que se compromete a permitirles conservar el cargo en planta permanente a 110 trabajadores que habían sido cesanteados.

Según el diario La Gaceta, se trata de personas que venían trabajando desde hace al menos seis años como contratados en la Municipalidad de Concepción.

Contratos
En tanto, del empleo de otros 110 trabajadores se hará cargo el Poder Ejecutivo provincial y los restantes 220 empleados seguirán desempeñándose con contratos temporarios o como monotributistas, en las mismas condiciones que tenían antes de octubre.

Por otra parte, el juez Guillermo Acosta, del juzgado de Instrucción de la II Nominación, del Centro Judicial de Concepción, ordenó la aprehensión de 11 de los manifestantes que el martes protagonizaron disturbios en las puertas del municipio concepcionense.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído