Zafó de ir a juicio tras pagarle 32 mil pesos a su víctima

Cometió varias estafas con tres tarjetas de crédito que utilizó en los shoppings.

Neuquén
Gustavo Gabriel Opazo tiene antecedentes por causas de drogas, robos y estafas. Se ganó la calificación que en la jerga delictiva se conoce como "polirrubro", pero tuvo la suerte de tener un muy buen abogado. Ayer ofreció pagarle a una de sus víctimas para evitar ir a juicio. Y lo logró.

Opazo acordó pagarle 32.000 pesos de resarcimiento a una persona a la que estafó mediante el uso de tres tarjetas de crédito en diversos comercios de la ciudad de Neuquén. De acuerdo con la teoría del caso que expuso la fiscal Sandra Ruixo, Opazo realizó ocho compras e intentó efectuar otras dos con tarjetas de crédito que habían sido robadas a una mujer.

Estas compras las hizo en distintos comercios del Portal de la Patagonia, entre las 8 y las 11 de la mañana, el 24 de febrero.

El acusado, acompañado por una mujer, realizó ocho compras por 32 mil pesos en total y en las últimas dos el sistema electrónico arrojó error y ordenó retener la tarjeta.

La conducta fue calificada como estafas consumadas en ocho casos y dos en grado de tentativa.

A través de la aplicación de un criterio de oportunidad para resolver el caso, el imputado ofreció reparar el daño causado, la víctima aceptó la propuesta y por lo tanto la representante del Ministerio Público Fiscal no continuó con la acusación, por lo que se extinguió la acción penal. Opazo llevaba una semana prófugo cuando fue recapturado el 3 de marzo pasado mientras salía de un almacén de Plottier luego de comprar unas cervezas. Había caído preso a fines de 2015 por la causa de estafas y lo habían alojado en la Comisaría 41, de la cual se fugó fácilmente.

En su prontuario cuenta con una detención por tráfico de drogas en 2008, cuando lo atraparon a bordo de un Audi con 15 kilos de marihuana en la zona de la Báscula, en Senillosa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído