30 años de power trío

La aplanadora del rock llega mañana al Ruca Che para celebrar sus tres décadas de vida.

Después de festejar el mes pasado sus 30 años de vida en el Hipódromo de Palermo ante más de 25 mil personas, Divididos llega mañana al estadio Ruca Che para continuar celebrando a lo largo y ancho de todo el país, en un momento clave de la trayectoria de Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Catriel Ciavarella.

Luego de recuperar los derechos Divididos fonográficos de su obra completa decidieron relanzar su primera placa de estudio, 40 dibujos ahí en el piso, rebautizado Haciendo cosas raras. El flamante álbum fue lanzado a través de su propio sello, La Calandria, y seguramente con el tiempo harán lo propio con el resto de su discografía. La única placa que no reeditará el grupo será Amapola del 66.

Te puede interesar...

La celebración también sirve para festejar la hermandad musical de la dupla Mollo-Arnedo, dos que supieron ser parte de una de las bandas más grandes que dio el rock y Luca Prodan: Sumo.

Mollo recordó que la primera presentación del trío se dio el 11 de junio -con el ex Sobrecarga Gabriel Collado en batería- con un cantante que tenía fiebre, según contó. “Armamos el sonido arriba de unas mesitas y cuando hicimos el primer acorde se derrumbó el equipo”, dijo el guitarrista a modo de anécdota en el programa La viola.

Uno de los que estuvo presente en ese primer show fue Fito Páez, quien tenía cerca su sala de ensayo y había llamado a Mollo y Arnedo para hacer una colaboración en su disco EY! y luego se acercó al concierto. “Casi hacemos el show con una batería electrónica de las ganas que teníamos de tocar. Pero luego Diego se encontró con Gustavo Collado para hacer unos ensayos y poder salir a tocar el primer show”, señaló Mollo.

Divididos

Casi hacemos el primer show con una batería electrónica de las ganas que teníamos de tocar”. Ricardo Mollo Voz y guitarra

Reencuentro y duelo

Al reencontrarse con las canciones de la primera placa que fue tomando forma en el sótano en donde ensayaba Sumo, Mollo explicó: “Cuando escucho el disco, viene toda la sensación de ese momento, es como recrudecer el dolor de la muerte de Luca, el desamparo de la muerte de Sumo. Un momento de varios duelos, el físico de alguien que se fue y el de una banda que terminó”.

Luego agregó: “El disco tiene una concepción muy precaria. Eso, sumado a mi transición de empezar a cantar, con la mimetización que tenía con Luca en el modo de hacerlo... Teníamos esa inercia. No tenía manera de evitarlo”.

Entre las novedades que tiene el renacimiento de 40 dibujos ahí en el piso aparece una versión de “La Foca” con letra. Al tema lo rebautizaron como “Caballos de la noche” y decidieron mantener el espíritu de la original.

En esta etapa de su vida, Mollo resaltó el aprendizaje de tantos años que hoy lo ayudan a encontrar el sonido deseado para cada canción. “Ya sé cómo las tengo que grabar. Es como una revancha”, aseguró.

Mollo, Collado y Arnedo, primera formación de Divididos.

Votá tu favorito

Días previos a su arribo al estadio del oeste, el power trío, activo en las redes sociales, les dejó la puerta abierta a los fanáticos para que puedan votar vía Facebook (Divididos Oficial) diez temas que serán incluidos en el setlist de la banda.

Entre las canciones más solicitadas muchos sorprendieron al depositar su voto en “Guanuqueando”, tema de Ricardo Vilca, uno de los músicos más grandes que dio Humahuaca. Precisamente, la primera vez que el grupo interpretó la canción fue en la década del 90, en su visita a Purmamarca. Otra de las canciones más elegidas, además de clásicos como “El 38” o “Ala Delta”, fue “Sucio y desprolijo” de Norberto “Pappo” Napolitano.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído