Acusan mala praxis por la muerte de su hija de 5 años

La llevaron tres veces al hospital y los médicos le dieron el alta.

Buenos aires. La extraña muerte de una nena de 5 años mantiene conmocionada a la localidad bonaerense de Capilla del Señor. Mientras familiares y allegados aún están shockeados por el veloz y trágico suceso, los padres de la menor denunciaron a los profesionales del hospital local por negligencia. Es que la pareja llevó a su hija en tres oportunidades al centro de salud y los médicos la enviaron una y otra vez a su casa con las únicas recomendaciones de “tomar ibuprofeno y hacer reposo”.

El viernes pasado, Luna Desiree, de 5 años, se quejaba de un fuerte dolor en una pierna y tenía fiebre, por lo que su madre, Milena Anabel López, de 23 años, la llevó al hospital municipal San José de Capilla del Señor. Tras ser atendida por el doctor M.N., le diagnosticaron un cuadro de sinovitis. Se trata de una inflamación o irritación de la membrana sinovial, la cual genera un líquido cuya función es reducir la fricción entre los cartílagos y otros tejidos, para lubricar las articulaciones durante los movimientos. Es una afección que bajo ningún punto de vista puede producir la muerte.

Te puede interesar...

Luna Desiree se quejaba de un fuerte dolor en una pierna y tenía fiebre. Los profesionales le recetaron ibuprofeno y reposo.

Ese primer médico que la examinó le recetó ibuprofeno para calmar el dolor y esperar 48 horas. Durante la misma visita le realizaron placas de rayos X a la menor y fue examinada también por un traumatólogo, el Dr. M., quien le indicó hacer reposo absoluto y sólo levantarse para ir al baño. Tras esas recomendaciones, le dieron el alta. 24 horas después, Luna volvió al centro de salud ya que levantaba cada vez más fiebre. La examinó otro doctor, J.Q., quien repitió el diagnóstico de sus colegas. Sin embargo, en esta oportunidad se le realizaron a la pequeña pruebas de sangre y orina, tras las que el médico sostuvo que estaba “todo normal”.

Horas más tarde, la pequeña regresó al hospital para que sea internada. El médico accedió a colocarle a la nena un suero con un calmante, le adelantó que le daría el alta y advirtió que la pierna comenzaba a estar morada.

En la madrugada del domingo, Luna regresó al hospital, el profesional hizo que se recostara sobre la camilla de la guardia y controló sus pulsaciones. El cuadro era muy distinto al de las últimas veces: tenía las extremidades frías y le costaba respirar. Después debieron reanimarla, pero las maniobras no fueron suficientes y falleció.

Ayer se realizó la autopsia al cuerpo de Luna en Campana y se esperan detalles esclarecedores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído