Argentina silenció al campeón en el debut

Con goles de Di María y Banega, la Selección se tomó una pequeña revancha de la final pasada y venció a Chile en su inicio copero.

Santa Clara, EE.UU.- La Selección arrancó con el pie derecho su nuevo sueño copero. Venció 2 a 1 a Chile y se tomó revancha de la final perdida el año pasado en este mismo certamen. Ángel Di María y Éver Banega marcaron los goles y fueron los puntos más altos del seleccionado. Fuenzalida descontó en tiempo adicional para la Roja.

De entrada, avisó la Albiceleste: centro de Di María para la cabeza de Gaitán que ganó arriba y estrelló su remate en el travesaño. La Selección siguió yendo, sobre todo con el 7 en las espaldas de Isla por donde llegó dos veces pero remató desviado.

Chile de a poco fue encontrando espacios de contra, pero cayó en fuera de juego un par de veces, y en la más clara Vidal cayó dentro del área (no hubo falta) y no pudo definir. Fideo siguió siendo el más desequilibrante y cerca de los 25 comandó una veloz contra que terminó con un centro bajo de Banega que el Pipa, de taco, no pudo convertir. De ese córner, Rojo ganó en las alturas y la pelota se fue cerca. Cuando la Selección era mejor, Chile tuvo la más clara de la etapa. Una mala salida de Funes Mori dejó mano a mano a Alexis pero Romero sacó el manotazo salvador y la mandó al córner. El partido se hizo desordenado, pero fue siempre el equipo de Martino el que más intentó.

Ya en el complemento, Chile arrancó mejor y se acercó primero con un cabezazo de Jara y luego con un remate de Sánchez. Sin embargo, el grito albiceleste llegó temprano. Banega robó y filtró para Di María, que de punta con la zurda batió a Bravo y festejó el primero (se lo dedicó a su abuela recientemente fallecida). El segundo no tardó en llegar y con la misma fórmula pero con protagonistas invertidos. Esta vez robó Gaitán, Masche se la dio a Fideo que vio a Banega y este con otro puntazo al primer palo marcó el segundo.

Justo antes del pitazo final, Fuenzalida de cabeza puso el descuento, pero fue una merecida y necesaria victoria para el equipo del Tata.

"Lo manejamos con tranquilidad. Fue un muy buen debut. Me gustaron los 90 minutos salvo por lapsos. Fuimos prolijos y fue una victoria justa y muy importante". Gerardo Martino El DT se fue conforme con la producción del equipo.

La Selección no depende de Messi

Que Lio Messi se recupere tranquilo, que Argentina no depende de su presencia para ganar un partido. A pesar de que la ausencia del mejor jugador del mundo es imposible de disimular, la Selección tiene talento de sobra para plantarse en cancha y lograr triunfos. Es que bajo el mando de Martino, sin Messi la Argentina ha sido capaz de llevar esa mochila con bastante convicción. Prácticamente no se resintieron los resultados: la Selección jugó once partidos sin el rosarino y apenas perdió uno, ganó ocho y empató otros dos. La derrota fue ante Ecuador, en el inicio de las eliminatorias, en la peor actuación del ciclo. Esa noche en el Monumental no funcionó nada. En general, el equipo demostró que puede reacomodarse en su ausencia. Aun con otros nombres, el ataque se las ingenió a partir de su variedad y riqueza individual. Pero también vale observar que en dos de esos encuentros le marcó 12 tantos a Bolivia, otros siete a Hong Kong y dos más a El Salvador. Partidos decorativos. Pero también derrotó 4-2 a Alemania en el primer encuentro de la etapa y, especialmente, 1 a 0 a Colombia, en Barranquilla. Y ayer en un partido caliente venció sin dejar dudas al vigente campeón de América.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído