Balance

La Feria del Libro cerró con buena convocatoria, pero con menos ventas. Los booktubers y el público juvenil se apropiaron del tradicional evento.

Buenos Aires.- Pese a la cautela en los pronósticos respecto de la convocatoria y su relación con la situación económica, la 42ª edición de la Feria Internacional del Libro finalizó ayer con un balance positivo. Los organizadores destacaron el carácter masivo del evento y subrayaron a su vez la diversidad de las propuestas. Alrededor de 1.200.000 personas pasaron por La Rural, una cifra semejante a la del año pasado. Sin embargo, muchos expositores y editores señalaron que la asistencia del público cayó cerca de un 10 por ciento en comparación con otros años.

Por segundo año consecutivo, la participación del público juvenil fue notable. Los adolescentes lectores se apropiaron de la Feria en el Primer Encuentro Internacional de Booktubers, convocados por las visitas de Rick Yancey, Sophie Jordan, Tiffany Calligaris, Javier Ruescas y Germán Garmendia, quien hizo colapsar La Rural con chicos en estado de histeria que hicieron fila por 10 horas para llevarse un tomo dedicado de su flamante libro.

En un año de crisis económica, terminar con números similares a los de 2015 representa un éxito". Oche Califa. Director de la Feria

Después del popular chileno, los actos que llenaron salas con más de mil asistentes fueron las presentaciones de Anselm Grün, Víctor Hugo Morales, Mario Vargas Llosa, Rick Yancey, Soy Luna, el Encuentro Internacional de Booktubers, Axel Kicillof y Adrián Paenza, el Día de Armenia y Pilar Sordo.
Además del ya clásico encuentro con libros, editoriales y autores, sobresalieron las actividades organizadas por la Ciudad Invitada 2016 Santiago de Compostela Ciudad, la realización del Nuevo Barrio, que albergó a doce innovadoras editoriales de Latinoamérica, y el fortalecimiento de las Jornadas Profesionales.

Público: 1.200.000 personas visitaron La Rural. 1623 escritores firmaron libros.

Menos ventas

"La concurrencia levantó en la última semana", señaló Alejandro Costa, gerente de ventas de Cúspide. "Hasta el sábado habíamos vendido 5% menos que en 2015. Ese número mejoró, entre otros motivos, por el fenómeno del youtuber Germán", argumentó. Desde los stands de editoriales más pequeñas señalaron que el menor caudal de ventas se compensó con la facturación, por los precios más altos. De este modo muchos salvaron las cuentas. Penguin Random House fue la editorial que rompió la tendencia al facturar un 19% más en relación con 2015. El fenómeno del youtuber Germán colaboró para revertir la tendencia negativa: tan sólo el sábado su libro #chupaelperro vendió 9000 ejemplares en ese stand. Cinco esquinas, de Mario Vargas Llosa, también impulsó sus números.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído