Beba de 10 meses murió por un golpe o un sacudón

La criatura fue llevada por su madre al hospital el lunes al mediodía, donde se certificó que había fallecido. Por el momento, no hay personas imputadas ni detenidas.

La llegada de una madre con su beba de 10 meses muerta al hospital de Centenario activó un protocolo para poder determinar qué le ocurrió. De poco valieron los intentos de reanimación que hicieron los médicos.

Fue necesaria la autopsia para conocer que la beba había fallecido por una lesión interna en la cabeza producto de un golpe o un sacudón días atrás. El hecho es investigado por la Fiscalía de Homicidios.

Te puede interesar...

Desesperada, el lunes al mediodía al ver que su hija menor no respondía (tiene otros dos hijos de 13 y 3 años), la madre de la beba le pidió auxilio a un vecino, quien la acercó al hospital. Allí, les contó a los médicos que más temprano le había dado una mamadera y cuando volvió a verla, ya no respiraba, tal como confiaron fuentes consultadas por LM Neuquén.

Desde el centro asistencial, se explicó que de inmediato se dio intervención a la Policía y la Justicia. El caso recayó en la fiscal Gloria Lucero.

“Es un caso muy delicado. Por el momento no podemos adelantar cómo murió la beba”, expresó el lunes la fiscal a LMN y ordenó la realización de la autopsia.

Como a simple vista la beba no tenía signos de violencia exterior, el resultado de la autopsia fue determinante.

Así, finalmente el martes se supo que la beba murió producto de “un traumatismo encéfalo-craneano con hemorragias aracnoidea e intraventricular, que podría ser consecuencia de un golpe o del síndrome de bebé sacudido”, dicta el informe de autopsia.

Además, se pudo determinar que esa lesión interna se produjo al menos 72 horas antes del deceso de la beba. Ahora es tarea de los investigadores buscar indicios hacia atrás que ayuden a clarificar en qué circunstancias la niña sufrió esa lesión que le causó la muerte.

Desde la Justicia se solicitaron informes al hospital de Centenario (historia clínica), a la Defensoría del Niño y al Juzgado de Familia. Por el momento, sólo se adelantó que la madre, quien vive sola con sus hijos, había sido víctima de violencia de género.

Lo condenaron a 5 años de prisión por zamarrear a su hijo

En marzo de 2018, Ariel Nahir Cortez (21) fue sentenciado a cinco años de prisión efectiva por el homicidio culposo de su bebé de cuatro meses.

Tras varios vaivenes judiciales, con un cambio de calificación en el medio (en una primera instancia lo acusaron por homicidio preterintencional, por tener la intención de causarle daño, pero no la muerte, un tribunal homologó un acuerdo donde el padre del niño asumió la responsabilidad y fue condenado por la muerte del pequeño.

El hecho ocurrió el 27 de enero de 2017, cuando una joven madre de 18 años dejó a su bebé al cuidado del papá y se fue a trabajar a un comercio de Senillosa, ubicado a pocos metros de la vivienda. Hasta allí concurrió el joven con el bebé en brazos buscando a la madre y le dijo: “Se ahogó con leche”. Luego, los médicos demostraron que lo había sacudido (síndrome del bebé sacudido) y le había provocado lesiones irreversibles y la posterior muerte, el 17 de junio.

LEÉ MÁS

Un turista chileno murió ahogado en "El Arroyón" de Allen

Una nena de 9 años pidió ayuda al ver a sus padres pelearse

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído