Chica violada: el gendarme quedó libre y desató la furia

No era su ADN y la familia de ella reaccionó con violencia al fallo.

Neuquén.- La Justicia determinó que el gendarme acusado de violación a una joven en Isla Verde, casi un año atrás, no es culpable. Con el argumento del beneficio de la duda, se difundió ayer el fallo y ese veredicto despertó la furia de los familiares de la joven, que esperaban afuera de las salas de audiencias de la calle Yrigoyen.

Primero rompieron vidrios a piedrazos, y de allí fueron hasta la casa del acusado donde atacaron una camioneta. El incidente obligó a sacar por una puerta trasera a varios menores que estaban en el interior.

El tribunal -integrado por Martín Marcovesky, Carina Álvarez y María Gagliano- determinó que la muestra de ADN tomada del cuerpo de la joven no pertenece al acusado.

Frente a esa novedad que no esperaban, tanto delante de la sala judicial como en todo el recorrido hasta llegar a la vivienda del gendarme, ubicada en el Bajo, los familiares de la víctima se manifestaron en contra del veredicto al grito de "hay un violador suelto en la ciudad".

Una vez en la casa, los más grandes abrieron el portón del garage y corroboraron que los menores que se encontraban adentro salieran por la parte trasera. En tanto, los más jóvenes y otros más chicos-que no superaban los 11 o 12 años- comenzaron a arrojar piedras y ladrillos contra el edificio.

Con todo lo que tenían a mano, terminaron descargando su ira sobre una Ford Ranger estacionada en el garage. Las ventanas de la vivienda también resultaron rotas y sólo por la presencia policial la casa no fue incendiada.

El fiscal Gustavo Mastracci aseguró que "lo absolvieron por el beneficio de la duda. La duda es razonable pero se tiene que justificar", sostuvo, y agregó: "Tienen que valorar todas las pruebas que se presentaron a lo largo del juicio. El examen toxicológico forense dio que a la joven le habían dado una droga que la dejó inconsciente".

Sorprendido por el fallo y de que la teoría que había planteado no convenció a los jueces, Mastracci sostuvo que el gendarme no es inocente. "Estoy convencido de que el hecho ocurrió como lo relató la víctima y no como dice la defensa".

Por su parte, el abogado de la joven, Marcelo Hertzriken Velasco, cargó contra el fiscal: "Debería haber realizado su teoría argumentando que la joven fue atacada por un grupo indeterminado de personas, en los que se encontraba el gendarme". Y anticipó, como el fiscal, que apelará la resolución.

Fuentes vinculadas a los magistrados confiaron que la prueba científica de ADN no pertenecía al acusado y era de otro hombre.

"Si la Justicia no hace justicia, estamos perdidos. Necesito que este tipo pague por lo que le hizo a mi hermana. Es inentendible que haya quedado libre". Hermano de la víctima

"No estoy de acuerdo con que se actúe con violencia. Pero yo le creo a la víctima. Los jueces tienen que dar sus razones, hay otras pruebas". Gustavo Mastracci. Fiscal

"La teoría del fiscal no convenció a los jueces. Según ellos, carece de fundamentos. Se tendría que haber planteado que, además, fue abusada por un tercero". Marcelo Hertzriken Velasco Abogado querellante


Un Año Nuevo para el olvido

El violento episodio se registró la madrugada del 1º de enero en el barrio Don Bosco II. Después del brindis familiar, la joven, de 21 años, salió a festejar con sus amigos cuando el acusado le ofreció llevarla hasta su casa.

"Me convidó un trago de cerveza y después me desvanecí. Recuerdo que cuando me desperté lo tenía encima", declaró la víctima en el juicio. Y aseguró que la violó en su camioneta y luego la tiró en cercanías de la Isla Verde y le dejó 200 pesos en el bolsillo.
"No es cierto que lo seduje porque a mí no me gustan los hombres", confesó la joven a LM Neuquén.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído