El clima en Neuquén

icon
25° Temp
54% Hum
La Mañana Trillizas de Oro

Cómo es la mochila que usan Las Trillizas de Oro para llevar a sus gatos

María Emilia se mostró llevando a su felino de una casa a otra de una manera muy particular.

Junto a los perros, los gatos son los animales domésticos más populares del mundo, y aunque suelen ser criticados debido a que no suelen ser tan afectuosos como los perros, la realidad es que los que tienen gatos suelen ser muy fanáticos de ellos y no pierden oportunidad a la hora de poder hablar sobre sus mascotas. Por eso, algunas personas como las Trillizas de Oro llevan el concepto a otro nivel.

Es que María Emilia sorprendió en sus redes sociales al aparecer con un gato. No es que sea extraño que ella tenga un gato en si, incluso es dueña de Rosita, la perra que tiene como mascota en su casa junto a Clemente Zavaleta. Lo extraño es donde estaba el gato.

Te puede interesar...

Llamado Benito, el felino en cuestión de esta historia pertenece en realidad a una de las hijas de la legendaria conductora, Sonia Zavaleta, pero dado que el animal se había quedado un tiempo en su casa, se disponía a devolver. ¿Y qué es lo que llamó tanto la atención entonces?, la manera que eligió para transportarlo, ya que tenía una mochila hecha especialmente para eso.

GCXKUW3P7BEABEZPBGQ5FON7KQ.jpg

Es que a la mascota se la veía dentro de una particular mochila, la cual era transparente y con agujeros diseñados específicamente para el ingreso y egreso de oxígeno. Para quienes no lo saben, ese elemento (que podría ser fashionista), se lo conoce como “mochila transportadora de perros o gatos: burbuja astronauta”, y su precio ronda entre los 10 mil pesos y los 13 mil pesos.

Las trillizas de oro mostraron la peculiar y práctica mochil (2).mp4

Fuente: Instagram

En las redes, se puede ver a María Emilia tomar la mano de una de sus nietas e invitarla a acompañarla a llevar al felino. “Vamos a llevar a Benito, vamos. Y, sí, ya es tiempo, Benito, ¿No? Ya es tiempo”, pronunció la Trilliza de Oro antes de agregar: “Te voy a extrañar, y Rosita ni hablar”.

Una vez devuelto el animal, la Trilliza de Oro volvió a decir: “Te voy a extrañar, Benito”, pero esta vez agregó un divertido comentario sobre la mochila: “Y mi espalda también, Benito”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario