Con broche de oro finalizó el ciclo de Cocina Patagónica 2019

Deborah Del Corral, Juan Braceli e Iwao Komiyama fueron los invitados.

Por @nicovisne

Te puede interesar...

En tres encuentros de momentos gastronómicos muy marcados, el ciclo de Cocina Patagónica 2019 organizado por Bodega Familia Schroeder y con el acompañamiento del Banco Provincia de Neuquén y Aerolíneas Argentinas en San Patricio Del Chañar, logró instalarse una vez más como hito gastronómico de la patagonia.

¿Qué hay después de la vendimia cuando la temporada verde y frutada le deja el lugar al otoño/invierno de cada año? La cocina, siempre. Entre el humo de las chimeneas de las casas en el valle y el amarillo del otoño, todo remite a cocina.

Puertas adentro, mientras la foto del paisaje cambia la piel, la agenda de Saurus no para y su equipo se prepara para recibir diferentes encuentros con cocineras y cocineros de primer nivel.

Cocina en Bodega Saurus ( Agosto 2019)

La fecha inaugural de este año fue durante fines de Junio con Deborah Del Corral, quien regresó después de dos años a cocinar a Saurus con el chef residente Ezequiel Gonzalez.

La propuesta en esa oportunidad dejó ver nuevamente de cerca la cocina que ejerce Deborah y el manejo de su técnica. Dotes aprendidos con paciencia, viajes, capacitaciones y mucha cocina. Deborah es una excelente profesional.

Su intercambio con el cocinero Ezequiel González siempre deja resultados valiosísimos. A salón lleno la primera fecha del ciclo dejaba instalado en el aire lo que vendría. Un recorrido entrelazado con varias etiquetas de la bodega. Abriendo el corazón del viñedo para regar cada una de las propuestas del ciclo.

El menú tuvo pasos entre los que se vio pasar ajo blanco, trucha ahumada, raviolones de conejo estofado, queso 4 Esquinas, lomitos de ciervo y un postre antológico; semifreddo de almendras y avellanas, salsa de chocolate y quinotos confitados.

Suspiros generalizados y muecas de regocijo entre brindis y brindis dejó pasar la primera fecha del ciclo.

Luego vendría el turno de un reconocido cocinero y estrella de la televisión Juan Braceli. Uno de los protagonistas del ciclo “Cocineros Argentinos” aterrizaba en el restaurante de la bodega promediando el mes de Agosto y junto a Ezequiel González, quienes se conocen por ser egresados de la primer camada del colegio de cocina del Gato Dumas y docentes del mismo sitio, pusieron los sentidos de fiesta.

Habían anticipado unos días antes en la televisión pública uno de los pasos del menú que luego presentaron superando expectativas.

El menú fue una autopista de placer. Frito mixto de vegetales y langostinos, pickles y emulsión de leche y ajo suave como primer paso. Una lasagna de hongos y quesos, garrón de cordero con fondo de cocción y luego vendría una ceja de bife a baja temperatura con crema de papa, cáscara frita y gremolata.

El momento postre fue un ascensor al paraíso. Tsunami de dulce en forma de degustación. Tiramisú, helado de canela, cremoso de chocolate, nueces escarchadas y genovesi. Todo acompañado por los muy buenos vinos de la bodega.

La identidad del ciclo seguía brillando. Los productos patagónicos, estandartes de cada una de las propuesta atravesaban todas las jornadas.

El cierre fue un broche de oro

Iwao Komiyama, número uno de la cocina japonesa en nuestro país y bisagra de la comunicación gastronómica en los medios audiovisuales recalaba con una propuesta superadora que se fusionó a la perfección con el entorno patagónico.

Uno de los maximos referentes de la gastronomia nipona desde hace décadas en Argentina y con una historia familiar que lo forjó a ser el cocinero que es ponia punto final elevando la vara de cara al futuro. Junto a Ezequiel González y a salón lleno con doble turno manejaron la nave sensorial por un par de estaciones maravillosas.

iwao.jpg

Un ceviche de trucha patagónica, mango, batatas glaseadas con salsa nikkei acompañado de Saurus Chardonnay select. En el momento sushi apareció un roll de langostinos con coco y panko, jamón crudo de jabalí con salsa de maracuyá, lactonesa de wasabi y chips de papa. tintineaban las copas de Saurus Pinot Noir Select y todo era fabuloso.

El principal fue ramen con hongos frescos, lychee, láminas de almendras, fideos crocantes de arroz con salsa tonkatsu con el nuevo y rico Saurus Barrel fermented Cabernet Franc.

El postre fue una fiesta. Manzanas en tempura de garbanzos, helado de té verde, galleta de jengibre y caviar de salsa de soja.

De la primera fecha a la última, pasó un ciclo que ya tiene identidad propia demostrando la alta cocina de la zona, los productos del entorno y el recibimiento de grandes celebridades gastronómicas que se fusionan con el equipo del restaurante Saurus que es un verdadero dream team.

LEÉ MÁS

El sello de la Patagonia presente en la Feria Masticar 2019

Iwao Komiyama: "Comer sushi en los 80 en Argentina era una transgresión"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído