"Con Fierro tratamos de revalorizar la palabra"

Poema sonoro. Con 15 años de trayectoria, El Choque Urbano se presenta mañana en Casino Magic con un show inspirado en la obra de José Hernández.

Luis Castillo

castillol@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

Baile, histrionismo, tachos de frigoríficos, caños de PVC transformados en sikus, bolsas de polietileno, un set de cuerdas construido con latas, diferentes dispositivos sonoros, groove y mucha tracción a sangre. Todo eso se encuentran a merced de Fierro, el cuarto y nuevo espectáculo de El Choque Urbano, que tomó el clásico de José Hernández para rescatar el sentido de palabra de una obra que hasta el día de hoy resulta contemporánea. La puesta será mañana y el sábado en Casino Magic.

“A pesar de haber pasado muchos años, el texto del Martín Fierro se relaciona mucho con el presente que vivimos, y meter esas palabras en la obra también está vinculado a lo que sentimos en este momento”, dice Manuel Ablin (director general), uno de los fundadores de esa nave sonora junto con sus dos hermanos, Santiago (director musical) y Sebastián (ex jugador de River Plate y ex integrante de la banda Arbolito).

Las composiciones son originales y van desde el folclore a la electrónica, pasando por el hip hop y la música clásica”.

choque urbano

¿Cómo nace Fierro y por qué la elección de un clásico?

Nos resultaba atractivo tomar un texto y meter esas líneas dentro de nuestra propuesta. En un primer momento tomamos el Martín Fierro, lo recuperamos en 2017 y nos resultó muy contemporáneo porque se pegaba mucho con la realidad que estábamos viviendo. También nos atrajo la musicalidad de su entonación, palabras y maneras de rimar. Lo encaramos a modo de adaptación utilizando fragmentos desde su poesía como disparador.

¿Cómo fue el proceso creativo con los diferentes elementos que utilizan?

Siempre trabajamos con la filosofía de trabajar los objetos y transformarlos en instrumentos, y Fierro no es la excepción. Una de las particularidades es que incorporamos la guitarra como elemento central de la composición. El escenario está lleno de desechos de uso cotidiano, luego aparecen el libro, la guitarra y esas serían las tres líneas de objeto de desarrollo. Después llevamos las letras a la canción. Todas las letras que se trabajan pertenecen al libro primero del Gaucho Martín Fierro (conocido como La ida). Es más hermoso su final porque Fierro y Cruz (un sargento aliado del personaje) deciden romper con el sistema que los despojó de todo para probar una mejor vida más allá de los límites conocidos.

¿Por qué utilizaron como disparador la basura?

Tiene que ver con recuperar algo perdido que sería el “úselo y tírelo”. Hoy el uso de la palabra está más cerca de la basura que la resignificación o revalorización de ella. Fierro comienza con un personaje que está tratando de despojarse de eso pero no puede. En un encuentro con otras personas decide transitar una vez más con su libro que estaba por desechar. Tratamos de subrayar la idea de reutilizar algo que estamos perdiendo y que tiene que ver con la palabra. Creo que es momento de sentir y de decir.

¿Fue una necesidad para ustedes recurrir al Martín Fierro?

Más que nada nos vimos en la necesidad de entregar una nueva obra y Fierro nos sirvió como ancla para partir desde un lugar concreto teniendo como desafío trabajar sobre el texto. La necesidad primaba más en la obra en un momento de crisis. Era eso o irse cada uno a su casa.

Hablaste de crisis, ¿cómo vivieron la etapa de trabajo luego de estar emparentados con el gobierno de Cristina Kirchner?

Un poco desde afuera nos identificó como el grupo que tocó con Cristina. Si bien en esa época muchos grupos tocaron, había mucho trabajo desde el punto de vista cultural y la música tuvo su lugar. Nosotros tuvimos la suerte de poder armar algunas cosas donde ella (por Cristina) participó y fue inolvidable. Lo hicimos con mucho placer y convicción. Pero El Choque va más allá y nuestro objetivo fue presentar nuestras obras. Si bien la situación posterior desmejoró la cantidad y calidad de trabajo, el ambiente teatral, musical no la pasa bien al venderse menos tickets, la desmejora tocó a todos por rubro. En nuestro caso, la venimos remando con muchas dificultades ya que es una área que genera muchos altibajos. Tratamos de no bajar los brazos, reinvertir, y en eso estamos.

De alguna forma notaron cierta discriminación.

No lo quiero personalizar, ni ponerme en la situación que nos discriminaron, sino que discriminaron a un montón y nosotros estuvimos en esa volteada. En nuestro caso no la sufrimos porque hay gente presa, presos políticos, esa es la realidad. La discriminación se dio de manera generalizada con respecto a si laburaste con el gobierno anterior. Actualmente hay gente que la está pasando muy mal.

El Choque arrancó en marzo de 2002, ¿cuántos de los miembros originales siguen en la actualidad?

En ese momento éramos siete de los cuales tres hoy somos directores. De esa etapa también se mantienen dos integrantes más pero de los fundadores hay tres que ya no están. Después durante el proceso de El Choque se incorporó un montón de gente que nos sigue acompañando y otros han elegido otros caminos. Algunos de los artistas encontraron su techo y necesitaron seguir creciendo. Ahora algunos recorren el mundo y otros tienen su grupo formado con creaciones interesantes. Personalmente, los recuerdo con mucho cariño a todos los que estuvieron y pudieron superar el momento de decidir e irse.

¿Sentís hoy que funcionan como semillero en lo suyo?

No lo llamaría así porque suena muy pretencioso. Sí está bueno saber que con personas que laburaste hoy son exitosas y les va bien. A la larga es valorable. Hay una compañía que se desprende de El Choque Urbano que se llama Urraca y les va muy bien.

¿Les resulta difícil reinventarse o adónde apuntar con los espectáculos?

Sí, seguro. Generalmente cuando uno arranca el año con mucha proyección de laburo tiende a acomodarse o a aquietarse desde el punto de vista creativo. Y en los momentos de crisis, como ahora, la necesidad quizás acciona cuestiones de uno que hacen que las cosas surjan. Eso un poco nos pasó con Fierro, la necesidad de movilizar y dar un mensaje de algo que nos pasaba en ese momento. Los estadios creativos son muy aleatorios y tienen que ver con el momento que uno vive. Si bien creemos que está todo inventado, la clave está en cómo contar de manera personal eso que ya existe.

¿Cómo definirías hoy a El Choque Urbano?

El Choque es hacer música con lo que tengamos al alcance. Todo sirve. Es una compañía genuina en lo que hace y cuando la ves en vivo no genera dudas. Baila, canta, toca con convicción e identidad.

Mucho más que sonidos

Un hombre se topa con un basural cuando sale a tirar sus propios residuos, y también con un dilema: lleva consigo un libro del que no quiere despojarse. Es el Martín Fierro. Así comienza Fierro, la última creación de El Choque Urbano, que después de su gran éxito en Ciudad Cultural Konex volvió a presentarse, durante febrero y marzo, en el Galpón de Guevara, y ahora está de gira por el país.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído