¿Con Venezuela mañana se define en el VAR?

Dos venezolanas con gran historia y dos "compas" neuquinos palpitan el duelo, en un bar céntrico en el que trabajan.

Fabricio Abatte - abattef@lmneuquen.com.ar

Un cliente distraído paga y se marcha con prisa. “Señor, se olvida la tarjeta”, le avisa atenta y con ese tono particular Naty Vásquez (36 años), la cajera y encargada a esa hora. Viene con la bandeja y una gran sonrisa a recoger un pedido Erika Méndez (22 años).

Son dos venezolanas que se ganan la vida en pleno centro neuquino. Los otros dos empleados que hay en Medialunas Calentitas la tarde del miércoles son argentinos: Caro (22 años e hincha de River) y Adrián (27, de Boca).

Te puede interesar...

Se arma, entonces a pedido de LMN, un lindo y parejo duelo para palpitar la previa del gran partido de mañana por los cuartos de final de la Copa América.

Futbol-Argentinos---Venezolanos--página-30-3.jpg

“Emocionadas. Por un lado, esto de la Copa América es un granito de felicidad en medio de todo lo que en nuestro país sucede, y por otro, a Argentina la queremos porque nos ha abierto las puertas. Felicidad por las dos partes”, cuenta Natalia sobre las sensaciones encontradas. “Discúlpenme, chicas, pero gana Argentina 2 a 0”, avisa Caro detrás del mostrador, luciendo gorro y bandera albiceleste. No se quedan atrás las seguidoras de la Vinotinto, vestidas con la casaca de ese combinado: “Yo digo Venezuela 2-Argentina 1”, retrucan Naty y Erika aunque enseguida tiran un “centro”, nos hacen un guiño. “En los mundiales ves a casi todos los venezolanos con la camiseta argentina, apoyándola cuando no nos toca participar”, explican mientras preparan otro cortado.

El partido los encontrará en plena tarea y se ríen del momento que vivirán. “Esperemos que no vuelen platos por el aire”, señalan con buen humor. Hay promesas y apuestas. Si pierde Venezuela, por ejemplo, las chicas tendrán que cocinar algunos de sus manjares típicos como la quesadilla. Pero hay, sobre todo, un gran compañerismo y respeto muto. “Son bárbaras las chicas”, elogian a las foráneas Caro y Adrián.

Embed

Lindas y emotivas historias

Erika viene de Maracaibo, le gusta Neuquén pero le cuesta el frío. “Es mi primer invierno, allá todo el año es verano, a la mañana digo ‘Dios mío, está haciendo mucho frío’”, relata quien llegó a esta capital porque tiene familiares radicados aquí. A Natalia, oriunda de Mérida, le pasaron cosas fuertes en este año y 8 meses que lleva en la región. Por ejemplo, murió su mamá Marta y no pudo viajar al último adiós. “Son todas las situaciones duras que afrontamos los venezolanos que tuvimos que salir de nuestro país obligados, la distancia, los sacrificios. Fue triste. Pero muy agradecida a Argentina y a Neuquén”, destaca Naty en el único pasaje de la producción de LMN en que se le desdibuja su enorme y bella sonrisa. Aprendió a extrañar y sufrir en silencio. Recién hace 8 meses pudo reencontrarse con su hija Abril. “Está acá, feliz. Como es adolescente, se adaptó muy rápido. Le doy muchas gracias a este país solidario, en trabajo, en hospitalidad, en todo”, agrega con los ojos brillosos mientras atiende a otra persona.

Argentina-Venezuela pinta entretenido y lindo. Como viene la Copa, no sería extraño que se defina en el VAR. En un bar neuquino, Naty, Erika, Caro y Adrián jugarán un partido aparte.

Futbol-Argentinos---Venezolanos--página-30-4.jpg

LEÉ MÁS

El Huevo Acuña, titular y con fe: "Tenemos mejores jugadores"

En 35 minutos, Acuña se ganó la aprobación del DT

El orgullo zapalino de ver al Huevo en Brasil: "Marcos nunca se olvidó de sus raíces"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído