El clima en Neuquén

icon
28° Temp
30% Hum
La Mañana Messi

A un año del gol de Messi a México: la pelota más pesada de la historia

El camino de la Scaloneta para ser campeón mundial comenzó a revertirse a favor en la victoria por 2 a 0 donde Lionel abrió el marcador.

Se habían cumplido los 18 minutos del segundo tiempo en Lusail, el estadio donde se escribió casi toda la historia. El 26 de noviembre de 2022, la selección argentina de fútbol buscaba el gol y no lo encontraba ante México. El equipo nacional había perdido en el debut cuatro días antes con Arabia Saudita, cortando una racha positiva de 36 partidos sin perder.

Por la fecha 3 del grupo C del Mundial de Qatar, los dirigidos por Lionel Scaloni necesitaban ganar el partido para no depender de otros resultados en la última fecha. Una derrota dejaba a Argentina afuera de la Copa del Mundo a la cual llegó como favorito y campeón de América de la Finalíssima.

Si bien en Rusia 2018 el gol de Marcos Rojo evitó el papelón de ser eliminado en primera ronda, esa formación que "dirigía" (por decirle de alguna manera) Jorge Sampaoli llegó a la máxima cita a los tumbos. Le ganó gracias a Messi a un Ecuador que puso suplentes de suplentes en el cierre de las Eliminatorias y el vestuario estaba detonado, porque el recambio generacional había quedado a la mitad. Es decir: era lógico y hasta justo que ocurriera lo peor.

No así en Qatar, donde la ilusión era más que fundada. Un equipo que se identificó con la gente, con muchas caras nuevas y los referentes consagrados como ídolos. No estaba en los planes de nadie la caída contra los árabes en el comienzo y entonces de repente un Mundial que asomaba accesible en el comienzo pasó a ser una olla a presión.

Además de esas condiciones previas, hay que agregarle que era el último Mundial de Messi (por lo menos hasta ese momento) y también la forma en la que se vive el fútbol en Argentina. Ningún otra país padece o disfruta como nosotros, y muchas de las frustraciones que se viven social e individualmente a diario están depositadas allí. Si está mal o bien es material para otro análisis que no viene al caso. El punto es que la pasión nos hace únicos como sociedad futbolera y eso tiene puntos a favor y en contra.

argentina méxico qatar.png

Por estas razones, el peso de la pelota en los primeros 63 minutos de partido ha sido pocas veces visto. El trámite estaba trabado, México se dedicó a aguantar el cero en su arco y Argentina casi no generó situaciones claras. Con el correr de los minutos, el nerviosismo iba creciendo y de hecho se fueron al vestuario igualados sin goles.

Después vinieron los cambios de Scaloni, con jugadores que empezaron a ganarse un lugar por encima de otros que parecían ser indiscutidos. Pero los que cambiaron la ecuación en una noche complicada fueron los rosarinos. Ángel Di María encontró a su amigo con un pase fuerte y al pie, dándole un ángulo de tiro de alto porcentaje.

Lionel Messi controló como solo él puede hacerlo, se perfiló desde más de 25 metros y con un remate rasante empezó a desactivar una bomba que nuestro pecho no estaba preparado para recibir. Memo Ochoa voló hacia su izquierda, pero la pelota pasó rápido y besó la red para transformarse en el 1 a 0.

El resto es historia conocida. Enzo Fernández liquidaría el pleito con una pincelada y la selección recorrería un camino inolvidable que terminaría con el "10" levantando la Copa del Mundo en la misma cancha donde el 26 de noviembre salvó al equipo cuando estaba al borde del abismo.

Embed

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario