El clima en Neuquén

icon
21° Temp
83% Hum
La Mañana Deportivo Rincón

Jonathan Criado, el arquero de Deportivo Rincón que no recibe goles hace siete partidos y va por el ascenso en su casa

En la previa a la gran final del domingo contra Colón de San Justo, el "1" del León habló de todo en una charla mano a mano con LM.

Deportivo Rincón jugará el partido decisivo para el ascenso al Federal A el próximo domingo frente a Colón de San Justo, Llega con un registro muy particular, porque hace siete partidos que no le hacen goles y en ese sentido es clave el arquero Jonathan Criado.

La delegación del León la pasó mal en Comodoro Rivadavia, donde los visitantes fueron agredidos. Finalmente, el Consejo Federal le dio la serie ganada al equipo neuquino y fue un gran alivio. “Estábamos con incertidumbre sobre todo porque la final es el domingo, a la expectativa de lo que pasaba pero tranquilos. Habíamos planificado una semana completa como lo venimos haciendo y a mitad de entrenamiento nos avisaron que estábamos en la final”, contó Criado a LM.

Luego de su vuelta de Comodoro Rivadavia, Rincón retornó a los entrenamientos y tras la noticia la práctica se volvió un festejo. “Dejamos de entrenar y fueron cinco minutos donde nos abrazamos todos, festejamos, nos saludamos entre nosotros y seguimos metiéndole”, relató el arquero.

Pese a la felicidad de llegar al partido decisivo del Regional Amateur, aún están frescas las vivencias del pasado domingo y la previa de un partido que nunca se jugó. “Fue una semana complicada, sabíamos que allá había gente pesada. El club ya tenía antecedentes. En el hotel, a la noche, nos tiraron bombas de estruendo y camino hacia la cancha con la policía nos miramos entre todos porque parecíamos delincuentes”, recordó.

Luego de las agresiones y el mal trago, Criado, referente del plantel, no guarda rencores y asegura que las intenciones de disputar el encuentro estaban firmes hasta la decisión del Consejo. “Nosotros siempre estuvimos dispuestos a jugar, en principio debió haber sido en cancha neutral y sin público. Creo que la dirigencia y algunos hinchas creyeron que nos iban a asustar apretándonos y que no íbamos a salir a jugar así. Lamentablemente les salió mal y lo lamento por los jugadores y la mayoría de los hinchas que fueron a ver el partido”, explicó.

Criado contó que hubo una parte de las fuerzas de seguridad que los cuidaron y otra que no. “En la cancha pasó lo más feo, pero después de pasarla mal, hay que reconocer a una parte de la policía que nos custodiaban cuando íbamos a entrenar que se portaron muy bien con nosotros. Después estuvo la otra parte que nos metió por donde estaban los hinchas”, afirmó.

criado y stivel.jpg

Con una semifinal de vuelta manchada por la violencia y con una decisión desde el escritorio, el León de Marco González, ya puede pensar tranquilo en Colón de San Justo. “Nosotros sabíamos que teníamos que estar tranquilos, que no podíamos reaccionar, la pasamos bastante mal y ahora estamos pensando en el rival del próximo domingo”, agregó.

Rumbo al ascenso

Una de las cuatro finales por el ascenso será entre los neuquinos de Rincón de los Sauces y los santafesinos de San Justo, el domingo 11 a las 18. El rival del León, al menos para Criado, es desconocido. “No lo he enfrentado, sabemos muy poco del rival pero no nos queríamos apresurar porque no sabíamos si teníamos que jugar de vuelta con Newbery. Hoy nos dijeron algo sobre el juego de ellos. Seguramente, mañana y pasado vamos a terminar de ver y analizar. La idea nuestra no es preocuparnos por ellos, sino que ellos se preocupen por nosotros”, comentó.

El lunes se supo que habrá un ascenso más a disputarse entre los perdedores de las finales. "Sabemos que hay un cupo más y lo queremos liquidar acá, no queremos que se estire 15 días más”, subrayó el arquero.

Cada jugador tiene una historia y en el caso del 1 el destino lo puso cerca de su familia en la gran final. “En lo personal es algo muy lindo, yo soy de Río Cuarto, tengo a mi papá, hermanos y sobrinos ahí y van a poder ir a la cancha. Se dio justo, de casualidad y estoy muy feliz por eso. Mi mamá había venido acá el año pasado, pero mi papá y hermanos solamente me vieron por internet. Así que espero que se nos de”, contó emocionado.

El sueño del ascenso está a un partido y la ansiedad se nota en el plantel de manera diferente. “Hay varios casos en el grupo, tenés la gente nueva, los más chicos y son sus primeras finales que están viviendo. Probablemente estén ansiosos y nerviosos por este partido. Están los de afuera que quiere seguir creciendo y valorarse más, que lo manejan de otra forma”, comentó.

Los más grandes del equipo también lo sienten a su forma. “Después están los que vienen hace mucho años en el club, queremos que al club y personalmente que nos vaya bien porque hemos luchado mucho y dejado muchas cosas de lado para llegar hasta acá”, agregó.

Alcanzar la tercera división del futbol argentino es una tarea complicada, pero desde el arco las ilusiones estuvieron desde el primer día en que Jonathan se vistió con el buzo del León. “Lo sueño siempre, cuando vas a un club soñás con que te vaya bien, nunca pensás en cumplir o no descender. Siempre vas con las ganas de salir campeón o en ascender, hoy nos toca después de muchos años, esta posibilidad. Lo hemos hablado y estamos convencidos en dejar todo e ir por el ascenso”, afirmó.

rincon formacion.jpg

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario