El clima en Neuquén

icon
Temp
55% Hum
La Mañana incendio

Domiciliaria para el acusado de matar al incendiar una casilla

La fiscalía no ha logrado recabar más evidencia en contra del acusado, por lo que el juez no consideró necesaria la medida cautelar más gravosa.

Paolo Castillo, único acusado hasta el momento de haber causado el incendio sucedido en mayo en Cuenca XV que dejó un muerto y dos heridos, fue trasladado a prisión domiciliaria luego de que un juez no considerara necesario mantenerlo en preventiva. El incidente dejó como saldo el fallecimiento de José Luis Muñoz y otra de la víctimas sigue internada con muerte cerebral.

El hecho tratado es el incendio de una casa en barrio Cuenca XV producido el pasado 23 de mayo por la madrugada, cuando José Luis Muñoz, Damián Calfín y Gastón Calfín dormían dentro de la vivienda. Según la teoría fiscal del caso, Castillo junto a otras seis o siete personas, sabiendo que en el interior del domicilio se encontraban los hombres, a quienes señalaban como los responsables de un robo a un familiar de ellos, dispararon varias veces contra la casa y luego iniciaron un incendio.

Te puede interesar...

Como consecuencia del mismo, los ocupantes de la vivienda fueron rescatados y trasladados con vida a distintos centros de salud con heridas de diversa gravedad, producto de las cuales murió José Luis Muñoz, el 8 de junio. Damián Calfín fue dado de alta en esos días, pero su hermano Gastón actualmente continúa internado y con muerte cerebral.

En una audiencia llevada a cabo el miércoles al mediodía, la fiscal del caso Sandra Ruixo junto a la asistente letrada Lucrecia Sola, solicitaron que Castillo, quien se encuentra acusado por el hecho desde el 24 de junio y cumplía una prisión preventiva mientras avanzaba la investigación, continúe detenido por el plazo estipulado originalmente de seis meses.

Para respaldar su pedido, Ruixo argumentó que "el imputado produce un temor que hace que ninguna persona quiera declarar en el caso”, y agregó que "hay una negativa del vecindario para declarar. No es que no haya testigos, es que no quieren hablar. Temen a las represalias del imputado”.

Sin embargo, la defensa del hombre se opuso al argumentar que no se ha producido nueva evidencia que refuerce la hipótesis que lo tiene a Castillo como responsable, y por lo tanto tal riesgo explicitado es inexistente. En su lugar, ofreció el traslado del detenido a prisión domiciliaria.

Finalmente y tras escuchar a las partes, el magistrado que intervino en la audiencia revocó la prisión preventiva y dispuso que sea reemplazada por una prisión domiciliaria, entendiendo que con dicha medida “se encuentra suficientemente tutelado los riesgos”. Además, dispuso la prohibición de acercamiento hacia los testigos que ya declararon.

Castillo está acusado por los delitos de homicidio calificado por haberse cometido con el concurso premeditado de dos o más personas y homicidio calificado por haberse cometido con el concurso premeditado de dos o más personas en grado de tentativa -dos hechos - todo en concurso real y como coautor, dado que se busca dar con sus acompañantes de ese día.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario