El campeón Canapino contó qué le gusta de Neuquén y en qué se debe mejorar

"Me encantaría correr en la Fórmula Uno, pero consíganme la plata y voy". Con una broma, quien el domingo se coronó en Centenario por cuarta vez en el TC dejó en claro que la máxima categoría mundial para él es por ahora una fantasía inalcanzable por cuestiones económicas.

POR FABRICIO ABATTE - abattef@lmneuquen.com.ar

Llegó eufórico a la sala de prensa y se retiró cantando por el Chivo, en el asiento trasero de una pequeña moto de la organización que lo trasladaba de un lugar a otro dentro del circuito para cumplir con todos los protocolos del campeón.

Te puede interesar...

Agustín Canapino vivió otro día de gloria en el automovilismo nacional ayer en Centenario. A los 30 años, obtuvo su cuarta corona en el Turismo Carretera, lo que lo posiciona cada vez mejor en la galería de los grandes.

El elegido “deportista argentino” de 2018 (Olimpia de Oro) ya tuvo ricas incursiones en el plano internacional. Por ejemplo, intervino en las 24 Horas de Daytona, una emblemática competencia estadounidense donde fue elogiado por propios y extraños.

Por ello y porque la Máxima parece quedarle “chica”, le consultamos si la Fórmula Uno era uno de sus grandes sueños, sin desconocer que se trata de una categoría prohibitiva para los pilotos criollos por cuestiones presupuestarias. Y la respuesta del ídolo de Chevrolet resultó tan simpática como divertida.

“Me encantaría, pero consíganme la plata y voy”, le confesó, mangazo incluido, el héroe de Arrecifes a LM Neuquén.

Centenario TC- (68).JPG

Por otro lado, sobre el lugar en el que ubica a esta nueva conquista comparada a las anteriores, consideró: “Para mí como el primer título no va a haber nunca, porque tenía 20 años y era el sueño de una vida. Pero este ocupa el segundo lugar porque siempre hay más y más y uno no puede creerlo”.

Aseguró que Neuquén “estuvo a la altura” de la definición de la categoría más popular del país, aunque remarcó que “hay cosas por mejorar” de cara a un 2020 en el que la Máxima vendrá nuevamente dos veces y resolverá otra vez la Copa de Oro aquí.

“Es un circuito complicado con el viento y la tierra, quizás habría que trabajar sobre eso para el año próximo. Porque al ‘barba’ no le podemos pedir que no mande viento, es parte de la característica geográfica de la zona. Ojalá que se pueda mejorar un poco más pero es una linda región, un lindo circuito y al gobernador lo veo muy comprometido para que todo sea una fiesta”, destacó.

También reconoció la gran temporada del cipoleño Manu Urcera. “Lo de Urcera, igual que lo de Valentín Aguirre, lo de Werner y todos los que participaron en la Copa fue meritorio. Pasa que le toca ganar a uno, es parte del juego”, explicó mientras el pequeño Juan Carlos, el fan número uno suyo cuya historia ya contamos (no paraba de llorar de la emoción), aguardaba pacientemente por una foto y un autógrafo.

Centenario TC- (60).JPG

A pocos días de una nueva edición de los Premios Olimpia, la gala más importante del deporte argentino, no se ilusiona con repetir el de Oro, que recibió en 2018 y para él fue “lo máximo”, pero se conforma con ser parte de la fiesta y “si viene el de Plata mejor”.

“El año pasado fue un mimo, un premio al automovilismo que justo se dio. Ahora no espero nada, solo ser invitado a la fiesta y si me toca ganar el de Plata mejor. Y si no, estar ahí”, culminó el Titán.

El gran campeón que sueña con la F-1 pero no dispone de los recursos por las cifras imposible que se manejan. Y por eso hasta nos terminó “mangueando”. ¡Crack!

LEÉ MÁS

No paraba de llorar por el "Chivo" y se las ingenió para conocer a su ídolo

Histórico: Canapino se coronó otra vez campeón del TC en Centenario

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído