El chocolate es el gusto de helado preferido por los neuquinos

Le siguen mascarpone y dulce de leche.

Neuquén
En vasito, cucurucho dulce, cono italiano, copa helada, dos o tres bochitas, el helado se convirtió en el mejor postre no sólo para saciar el calor durante estos días agobiantes, sino para disfrutar y saborear cuando hay antojo de algo dulce.

En la ciudad, el gusto más consumido por los neuquinos es chocolate en todas sus variantes: amargo, con marroc, con avellanas o con pasas y nueces. También el mascarpone y el dulce de leche (granizado, con almendras o con dulce de leche repostero) son los que acompañan en el podio. El limón se suma a los más pedidos en las heladerías locales. El precio promedio del kilo de helado en la ciudad ronda los 200 pesos.

En general, los neuquinos pueden estar leyendo y releyendo las opciones, analizando cuál combina mejor con cuál, pensando en probar algo nuevo o pueden estar pensando en los sabores hasta que les toque el turno, pero siempre van a lo seguro. Quizás hay alguna variante en lo que eligen, pero suelen repetir los sabores porque ya saben qué les gusta y no prefieren arriesgarse mucho.

Ricardo, fiel consumidor de chocolate, cuenta su criterio para elegir: "Voy cambiando el tipo de chocolate pero siempre elijo ese, me gusta que sea un sabor fuerte. Elijo combinarlo con alguno frutal, ese sí lo cambio, a veces frutilla, limón, frambuesa, el que venga".

Raquel, otra vecina se suma con su preferencia por el dulce de leche. Explica que no le gusta aquel que se vende en los supermercados, el que se usa en las tortas, pero sí le fascina hecho en helado porque el sabor cambia. "Me gustan los sabores más simples y en general pido también granizado", aporta.

Se encuentra junto a sus hijos y también cuenta que eligen siempre la misma heladería porque les agrada la atención. "Comemos helado muy seguido, aprovechamos cuando tenemos que venir al centro a hacer trámites o ir al médico", afirma.

Nadie podría negar que es de los mejores inventos de la humanidad, también de los más antiguos, y que atraviesa todas las edades y las capas sociales. A cualquier hora del día, en invierno o en verano, al agua o cremosos, con frutos secos, chocolate o galletitas. Las opciones son de las más amplias y los hay para todos los gustos.


¿Serán ricos?
Esos raros sabores nuevos

Sauco de la pasión, murra, peperina granizada o mandorla no son de los gustos de helados más extravagantes, sino los que tienen nombres fuera de lo común.
En buena parte esas enigmáticas denominaciones es lo que más les atrae a los clientes para consumirlos.
Sauco de la pasión es una crema de maracuyá con dulce de sauco, el de murra es mora silvestre, la peperina granizada es la clásica menta con chips de chocolate, mientras que mandorla es de almendra con almendras tostadas y caramelo. Todos estos sabores son consumidos por los neuquinos a los que les gusta arriesgar y someterse a nuevas experiencias.


Consumo anual
Casi siete kilos por persona

Según un informe de la Asociación Internacional de Productos Lácteos, el país que encabeza el consumo per cápita de helado a nivel mundial es Nueva Zelanda, con 26,3 litros por año. En Argentina se consumen 6,9 kilos.


Orígenes
Un golazo de los asiáticos

Hay muchas versiones sobre el origen del helado, no sólo en cuanto al lugar, sino también al año. Desde la Asociación de Fabricantes Artesanales de Helados y Afines indican que tal como lo conocemos hoy, nació en China, luego pasó a la India, a la cultura persa, más tarde a Roma y Grecia, y finalmente Marco Polo es quien, en el siglo XIII, lleva a Italia recetas de helado traídas de Asia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído